Niños de 20 países reciben certificados de ciudadanía estadounidense

Emotiva ceremonia llena de orgullo a los pequeños y sus padres
Niños de 20 países reciben certificados de ciudadanía estadounidense
Franzel Saldana, de 10 años, junto a sus padres Javier y Hazel Saldana durante la ceremonia de ciudadanía en la Biblioteca de Los Ángeles. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

La familia de Nathan Nicolás Benavides, de 7 años, celebró que el niño fue oficialmente juramentado como ciudadano estadounidense este lunes en la biblioteca pública del centro de Los Ángeles (LAPL).

Su padre Ottmar Benavides, de origen ecuatoriano, dijo que hace más de una década él se hizo ciudadano pero decidió regresar a su país y continuar su vida allá.

“Me casé, tuve a mis hijos y tenía muy buen trabajo”, recordó Benavides.

Sin embargo, Nathan, quien fue diagnosticado con parálisis cerebral poco después de nacer, enfrentó otro problema a los 4 años. Las escuelas de Ecuador no le ofrecían una educación adecuada debido a su discapacidad.

Entonces Ottmar decidió regresar a Estados Unidos y solicitar la residencia para su familia. Una vez en este país sus conocidos le dijeron que Nathan tendría más posibilidades como ciudadano estadounidense.

Nathan Benavides, de 7 años con su padre Ottmar, su madre Diana Benavides, hermano menor Ottmar, de 5 años y su abuela Alicia Tobar. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

“Al principio de año comencé el proceso, pero después vi que cuesta mucho dinero y ya había dicho que mejor no, pero me dijeron que lo haga y más a como están las cosas ahorita [con la administración Trump]”, dijo Ottmar.

Y fue así como los padres de Nathan decidieron continuar el proceso y el lunes el pequeño fue parte de un grupo de 60 niños procedentes de 20 países en la ceremonia de naturalización en LAPL.

Emocionados los padres y la abuelita del niño aseguraron que este el comienzo de una vida exitosa para el pequeño pese a la parálisis cerebral.

Ya no teme que Trump lo eche del país

A poca distancia de Nathan estaba Franzel Saldana, quien orgullosamente ondeaba una pequeña banderita estadounidense en honor a su nueva patria.

El niño de 10 años y originario de Nicaragua llegó a Estados Unidos hace cinco años. Su padre Francisco Saldana, quien es ciudadano estadounidense desde hace 30 años, emigró legalmente a su esposa Hazel Bermúdez y el hijo de ambos, Franzel.

“Me siento bien feliz y orgulloso”, dijo el pequeño Franzel, añadiendo que él comenzó a asistir a la escuela desde el kínder aquí en Los Ángeles.

Su padre dijo que lo mejor de todo es que Franzel ya no tendrá que temer que Trump lo eche del país.

Un temor que ahora enfrentan miles de niños inmigrantes separados de sus familias al ser detenidos en la frontera y algo que la familia Saldana desaprueba.

“Yo me siento mal por los niños que tienen que sufrir en lugar de estar con sus padres”, dijo Franzel.

Guillermo Herrera, de 9 años, con sus padres Luis y Maria Herrera y su hermano Aaron, de 4 años, se convirtió en ciudadano de Estados Unidos este lunes en Los Ángeles. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Un sentimiento compartido por el pequeño Guillermo Herrera, de 9 años, quien también se hizo ciudadano el lunes.

“Es muy triste”, dijo el originario de México.

Guillermo llegó a Estados Unidos junto a su madre María Magdaleno hace cinco años después que su padre Luis Herrera, quien nació aquí, los emigrara legalmente.

“Me siento feliz y orgulloso de ser ciudadano”, dijo el pequeño.

Su padre señaló que él trata de explicarle los beneficios de ser ciudadano para poder valorar su nuevo estatus.

“El otro día estábamos viendo las noticias y creo que esta muy mal lo que les hacen a los niños [migrantes]. Están muy chicos para pasar por eso”, dijo Luis. “Es algo que le pudiera pasar a cualquiera que no es ciudadano [americano]”.

Lealtad a Estados Unidos

Pese a que la mayoría de los niños ya juramentan lealtad a la bandera en sus respectivas escuelas, el lunes fue la primera vez que lo hicieron oficialmente como estadounidenses.

“Ya son nuevos ciudadanos de América, pero es importante que conozcan la historia de migración de su familia y tómense el tiempo de aprenderla”, les dijo Donna Campagnolo, directora del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS) región Los Ángeles.

“Con la ciudadanía viene una gran responsabilidad, cuídense mucho, al igual que a su comunidad y a su país, y siempre hagan lo que es correcto”, añadió la directora.

La ceremonia fue parte de la celebración anual de Estados Unidos en el aniversario número 242 de la Declaración de Independencia. Este año se registraron más de 14,000 nuevos ciudadanos juramentados entre junio 28 y julio 10 por toda la nación.

Los niños presentes tuvieron la oportunidad de recibir su ciudadanía gracias a que cuentan con al menos uno de sus padres que es ciudadano estadounidense.

USCIS explica que un niño nacido fuera de Estados Unidos puede recibir su ciudadanía al nacer si:

  • Ambos padres eran ciudadanos estadounidenses casados al momento del nacimiento del niño.
  • Uno de los padres es ciudadano estadounidense al momento de nacimiento del niño y su nacimiento fue en o después de Noviembre 14, 1984.
  • Uno de los padres es un ciudadano estadounidense en el momento del nacimiento del niño y su nacimiento es antes de Noviembre 14, 1986 pero después del 10 de octubre de 1952

Un niño nacido fuera de Estados Unidos puede recibir su ciudadanía después de su nacimiento si:

  • El niño es menor de 18 años o no había nacido para febrero 27, 2001
  • El niño era menor de 18 años de diciembre 24, 1952 a febrero 26, 2001
  • El niño fue adoptado por un padre ciudadano estadounidense

Para más detalles acerca de la ciudadanía visite: https://www.uscis.gov/es/ciudadania/ciudadania-traves-de-padres/ciudadania-traves-de-los-padres