Las olas de calor podrían pasar a ser algo normal en Los Ángeles, a causa del calentamiento global

Según científicos de las universidades Berkeley y Stanford, los efectos del cambio climático ya están en marcha
Las olas de calor podrían pasar a ser algo normal en Los Ángeles, a causa del calentamiento global
Un peatón utiliza un paraguas para protegerse del sol en Los Ángeles.
Foto: FREDERIC J. BROWN / Getty Images

En un artículo reciente, el portal LAist señaló cambios que se podrían dar en el condado de Los Ángeles a causa del calentamiento global.

Aparte de más calor extremo incendios forestales, así como un aumento del nivel del mar que pone en peligro a toda persona que vive cerca de la costa, los científicos entrevistados apuntan a más apagones si no hacemos algo por frenar la emisión de gases de invernadero.

Calor extremo

En entrevista con el antedicho portal, Norman Miller, investigador y profesor de ciencia climática en la Universidad de California en Berkeley, advirtió que las olas de calor podrían durar todo el verano. De hecho, ya se han registrado dos veces más días de calor extremo en los últimos años, en comparación con los años setenta.

Incendios forestales

El cambio climático también podría generar incendios forestales más severos y con más frecuencia. Esto se debe a que los fuertes vientos y el calor extremo pueden hacer que las líneas de transmisión arrojen chispas al suelo, provocando incendios forestales. De hcecho, esto fue lo que causó al menos dos de los incendios forestales en el norte del estado el año pasado.

Aumento del nivel del mar

Cuando el nivel del mar se eleva con rapidez, hasta un pequeño aumento puede tener consecuencias devastadoras en los hábitats costeros. El agua de mar penetra en zonas cada vez más alejadas de la costa, lo cual puede generar la erosión, inundaciones y la contaminación de suelo agrícola.

Incluso, cuando las tormentas de gran intensidad tocan tierra, un nivel del mar más elevado provoca temporales de mayor tamaño e intensidad.

Además, cientos de millones de personas viven en zonas cada vez más vulnerables al riesgo de inundaciones. La subida del nivel del mar les obligaría a abandonar sus hogares y a mudarse a otra zona.

Más apagones

Cuando hay más calor, los angelinos consumimos más electricidad. Y cuando todos prendemos el aire acondicionado al mismo tiempo, esto estresa la red eléctrica que abastece la ciudad, lo cual conlleva apagones como los que se dieron la semana pasada, en los cuales unas 90,000 personas quedaron sin electiricidad.

De acuerdo con una investigación realizada por científicos de de las universidades de Berkeley y Stanford, si no se toman medidas para frenar el calentamiento global, se tendrá que gastar miles de millones de dólares para equipar las redes electrícas de Estados Unidos para aguantar las exigencias de sus ciudadanos, sobre todo en el sudeste del país.


NOTAS RELACIONADAS