Para prevenir incendios, las compañías eléctricas californianas podrán cortar el suministro sin avisar

Pacific Gas and Electric Co. y Southern California Edison emularán la acción de San Diego Gas & Electric Co.
Para prevenir incendios, las compañías eléctricas californianas podrán cortar el suministro sin avisar
La desenergización puede ser muy útil durante una situación de emergencia.
Foto: Getty Images

Los reguladores de California establecieron el jueves reglas que las compañías de servicios públicos del estado deben seguir si deciden apagar o desenergizar las líneas eléctricas para evitar incendios. Así, ahora se requerirá que las compañías notifiquen a los clientes afectados antes de que se apaguen las luces, pero sólo si ello es “factible”.

San Diego Gas & Electric Co. ha usado apagones intencionales como herramienta de prevención de incendios durante años, luego de que una serie de grandes incendios forestales en 2007 se remontara a las líneas eléctricas de la compañía durante una tormenta. Pacific Gas and Electric Co. y Southern California Edison se resistieron a la idea hasta el año pasado, cuando devastadores incendios azotaron el Estado Dorado.

Las regulaciones adoptadas el jueves por la Comisión de Servicios Públicos de California básicamente extienden a Pacific Gas and Electric Co. y Southern California Edison las mismas reglas que la comisión ya aplicó a San Diego Gas & Electric Co.

En primer lugar, dentro de los 30 días, los servicios públicos deben enviar a la comisión planes detallados para llegar a las comunidades que pueden verse afectadas por apagones preventivos. Durante los siguientes tres meses, deben reunirse con funcionarios locales para discutir cómo y cuándo podrían cortar la electricidad.

Las compañías también deberán notificar a la comisión antes de desconectar una línea, nuevamente, si es factible, y avisarla una vez que se haya restaurado el servicio. Luego deben presentar un informe detallando las razones del cierre y el impacto del mismo.

La comisionada Liane Randolph dijo en un comunicado de prensa que “la desenergización puede ser muy útil durante una situación de emergencia donde el flujo de electricidad es potencialmente dañino, pero debe hacerse con gran cuidado y con consideración de los clientes”.

Y es que tener electricidad es importante, claro… Pero la seguridad es lo primero.