Quién es Maria Butina, la joven rusa defensora de las armas detenida en EEUU por supuesto espionaje

Butina espera desde la cárcel el momento de ser llevada a una audiencia el próximo miércoles
Quién es Maria Butina, la joven rusa defensora de las armas detenida en EEUU por supuesto espionaje
La relación entre EEUU y Rusia está en el punto de mira internacional.
Foto: Getty Images

Podría recibir una pena de hasta cinco años de cárcel.

El gobierno de Estados Unidos presentó cargos contra Maria Butina, una mujer rusa de 29 años, por el delito de conspiración para actuar como agente del gobierno de Moscú.

Butina, quien reside en Washington, fue detenida el domingo y deberá presentarse ante la justicia el 18 de este mes para una audiencia, informó el Departamento de Justicia.

Según las autoridades estadounidenses, la ciudadana rusa intentó obtener acceso a organizaciones e individuos con influencia en la política estadounidense.

Butina trabajó presuntamente bajo la supervisión de un oficial de alto grado del Kremlin, aunque ella niega tener relación alguna con el gobierno ruso, y menos con labores de espionaje.

“Mi clienta no es un agente”

Su abogado, Robert Driscoll, dijo este lunes en un comunicado que su clienta “no es un agente” sino una simple estudiante de Relaciones Internacionales que busca “usar su diploma para perseguir una carrera en negocios”.

Driscoll añadió que los cargos son “exagerados”.

“Sencillamente no hay pruebas de que Butina quisiera influenciar o socavar ninguna política o ley en Estados Unidos. En último caso sus intenciones serían promover mejores relaciones entre ambos países”, dijo el abogado en este comunicado.

En una declaración jurada, el agente especial del FBI, Kevin Helson, aseguró este lunes que la misión de Butina era “explotar sus conexiones con personas en Estados Unidos que tuvieran influencia en la política estadounidense, con el objetivo de favorecer los intereses de Rusia“.

Lo que la joven habría hecho incumple la ley, en tanto no informó al gobierno de Estados Unidos de sus acciones, dicen los fiscales.

La noticia de su arresto se conoció solo horas después de que el presidente Donald Trump se reuniera a puertas cerradas con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Helsinki, Finlandia.

El arresto también viene días después de que el Departamento de Justicia procesara a 12 agentes de la inteligencia rusa por hackear a miembros del Partido Demócrata durante las elecciones de Estados Unidos de 2016.

Defensora de las armas

Butina es originaria de Siberia, donde era dueña de una tienda de muebles.

Se mudó a Estados Unidos con una visa estudiantil para estudiar una maestría en Relaciones Internacionales, en la American University de Washington.

Antes de llegar a Estados Unidos fundó en Rusia un grupo llamado “Derecho a Portar Armas”.

Medios como The Washington Post han señalado la simpatía de la joven por las armas de fuego y sus vínculos con la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), la organización más poderosa de su tipo en Estados Unidos, que por años ha tenido una importante influencia en el gobierno de ese país.

Butina trabajó también como asistente del banquero ruso y exsenador Alexander Torshin, quien fue sancionado por el Departamento del Tesoro el pasado abril.

Torshin -quien es un viejo miembro de la NRA- y Butina asistieron juntos a la convención de la organización pro-armas a inicios de 2014.

Pero su relación con miembros de la NRA se remonta a 2013, cuando acogió en Moscú a varias delegaciones de esta organización y otras simpatizantes con la industria de las armas de fuego.

Armas de fuego.

Getty Images
Butina es una simpatizante de las armas de fuego con presuntos vínculos con la Asociación Nacional del Rifle.

A la joven también se le acusa ahora de establecer vínculos con “una organización que promueve el derecho a portar armas”, dijo el Departamento de Justicia, aunque no nombró ningún grupo o político en específico.

Butina asistió a uno de los eventos durante la campaña presidencial de Donald Trump, y según algunos medios, en aquel momento le preguntó al actual presidente sobre cuál sería su posición respecto a las relaciones entre Estados Unidos y Rusia si resultaba electo.

“Nos llevamos bien con Putin”, respondió Trump ante el micrófono.

Cooperando con las autoridades

De acuerdo con la declaración jurada en su contra, hay pruebas de que Butina envió mensajes vía Twitter a un funcionario del gobierno ruso, en los que le informaba sobre el progreso de su operación.

En uno de esos mensajes el oficial le escribió a la joven: “Tu estrella política se ha elevado al cielo. Ahora es importante que se eleve al zenit y no se queme (se caiga) prematuramente.”

La declaración también dice que este oficial -del cual no se menciona el nombre- ha sido sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El abogado de Butina dijo que su clienta ha estado cooperando con las autoridades durante meses para ayudar a esclarecer el caso.

Por su parte, la Embajada de Rusia en Estados Unidos dijo en su página de Facebook que su Sección Consular “está aclarando las circunstancias de la detención de Butina y su paradero actual”

“Estamos en contacto con las autoridades estadounidenses. Intentamos que el Consulado pueda acceder a la ciudadana rusa para proteger sus derechos legítimos”, agregó.

Alrededor de la web