Demanda por transferencia millonaria que debió usarse para prevenir apagones en Los Ángeles

Aseguran que esos fondos que eran para mejorar la infraestructura eléctrica, se desviaron a las arcas municipales para otros gastos
Demanda por transferencia millonaria que debió usarse para prevenir apagones en Los Ángeles
Se insta a conservar energía durante las horas de la tarde.
Foto: ktla (captura)

En representación de los contribuyentes, un angelino demandó a la Ciudad de Los Ángeles y el Departamento de Agua y Luz (DWP) por presuntamente transferir a las arcas municipales casi 242 millones de dólares destinados a reparar la vieja infraestructura eléctrica y prevenir apagones.

La demanda se presenta en momentos cuando el DWP ha anunciado que para prevenir apagones en el futuro, van a cortar la electricidad para modernizar la decadente infraestructura eléctrica. Según la querella, esto debió haber sido ya concluido en vez de “hacer un mal  uso de los fondos”.

“Los angelinos que experimentaron apagones durante la reciente ola de calor saben de primera mano lo que pasa cuando el DWP falla en dar mantenimiento a la decadente infraestructura”, dijo Jerry Flanagan, director de litigio de la organización no lucrativa de defensa de los consumidores,  Consumer Watchdog.

“El DWP les dijo a los consumidores que las tarifas de electricidad subirán para financiar las reparaciones necesarias, mientras que entregan cientos de millones de dólares cada año a la ciudad de Los Ángeles”, agregó.

“Esta demanda es un ejemplo de que el gobierno local está fuera de control, los funcionarios locales están ignorando la ley porque piensan que nadie los está viendo”, completó.

La demanda que fue establecida en la Corte Superior de Los Ángeles, alega que la Ciudad y el DWP están involucrados en un esquema ilegal de dos pasos.

“Primero en los pasados diez años, la DWP colectó fondos de los contribuyentes para pagar la producción de electricidad y mantener la envejecida infraestructura del DWP, alguna de la cual data de la Segunda Guerra Mundial”, dicen en la querella.

Después, a pesar de la gran necesidad de reparar la infraestructura y los costos crecientes por la generación de electricidad, la DWP transfirió dinero a la ciudad de Los Ángeles para ser usado en los gastos generales de operación no relacionados con esta dependencia, indican.

“El DWP tiene un historial comprobado de mal manejo de dinero y de trato pobre a los consumidores”, dijo Tim Blood de la firma Blood Hurst & O’Reardon que ha manejado en el pasado demandas contra el DWP.

“Esta demanda busca forzar a la Ciudad de Los Ángeles a regresar 242 millones de dólares y otras transferencias financieras similares al DWP para ser usadas para compensar los aumentos de las tarifas, mejorar el servicio al cliente y reparar la vieja infraestructura”, explicó.

La demanda desafía la más reciente transferencia hecha en la ordenanza número 185349 adoptada por la Ciudad de Los Ángeles el 12 de diciembre de 2017.

Dicha ordenanza transfirió casi 242,000 dólares al Fondo General de la Ciudad de Los Ángeles, el fondo principal de operaciones de la Ciudad para pagar por las funciones generales del gobierno.

Pero debido a que el dinero colectado por DWP es solo para proporcionar electricidad, tales transferencias financieras son un impuesto ilegal que viola Constitución de California, se señala en la demanda

La proposición 26, conocida como  “Iniciativa Detengamos los Impuestos Escondidos” y aprobada por los votantes en 2010, obliga a que los gobiernos locales obtengan una mayoría aprobatoria de los votantes cuando quieran que los ingresos sean usados para propósitos generales de gobierno.

John “Jack” Humphreville demandó en representación de los contribuyentes de la ciudad de Los Ángeles.

Los usuarios del DWP están cansados de ver cómo el dinero que se ganan con mucho esfuerzo se convierte en un cheque en blanco para la Ciudad”, dijo Humphreville. “Este dinero debería ser invertido en la infraestructura eléctrica para que no tuviéramos apagones”, remarcó.

Humphreville es representado en la demanda, por los abogados de Consumer Watchdog, Blood Hurst & O’Reardon, LLP, and Ajalat, Polley, Ayoob, and Matarese.

“California aprobó la proposición 26 en 2010 para hacer responsable a los gobiernos locales con los votantes”, dijo Richard Ayoob of Ajalat, Polley, Ayoob & Matarese, una firma legal de Los Ángeles especializada en impuestos locales y estatales. “Es nuestro trabajo asegurarnos que los funcionarios respeten la proposición 26.

En febrero, Consumer Watchdog refutó un acuerdo alcanzado en una demanda colectiva porque la Ciudad de Los Ángeles y el DWP fallaron en mostrar los casi 242 millones de dólares que fueron transferidos

Si quieres ver la demanda: http://www.consumerwa  tchdog.org/sites/default/files/2018-07/Humphreville%20v.%20DWP.pdf

La oficina del procurador de la ciudad, Mike Feuer respondió que revisan la demanda y por ahora no tienen comentarios.