Por esta razón Angelina Jolie cambió de abogada en su juicio de divorcio con Brad Pitt

Por esta razón Angelina Jolie cambió de abogada en su juicio de divorcio con Brad Pitt
Angelina Jolie y Brad Pitt.
Foto: Jonathan Leibson / Getty Images for Audi

Angelina Jolie decidió dejar de utilizar los servicios de Laura Wasser en la demanda de divorcio que lleva adelante contra Brad Pitt. Wasser es una de las abogadas más prestigiosas de Hollywood y tiene como antecedentes haber trabajado en los divorcios de Gwyneth Paltrow y Chris Martin; Ashton Kutcher y Demi Moore; Antonio Banderas y Melanie Griffith, entre otros. El motivo por el cual la actriz decidió reemplazarla por su colega Samantha Bley Dejean, según su portavoz Mindy Nyby, es que el punto fuerte de la nueva abogada es la protección y los intereses de los hijos de la pareja.

Uno de los principales problemas de este divorcio, que ya lleva casi dos años desde su inicio, es la custodia de los seis hijos que comparten Jolie y Pitt: Maddox de 17 años, Pax de 14, Zahara, de 13, Shiloh, de 12 y los mellizos, Vivienne y Knox de 10. Y, quizás, también sea la principal causa del cambio de abogados. Las diferencias entre los cónyuges respecto a la tenencia de los menores pasan por dos temas: uno de ellos es económico y el otro está vinculado a los reclamos del actor sobre el tiempo que le dan para compartir con sus hijos, al que considera insuficiente. Por este último motivo, Jolie tuvo que regresar a los Estados Unidos [estaba filmando en Londres] por orden judicial. De acuerdo a lo estipulado, el actor debe pasar con sus hijos, en la semana, al menos 4 horas por día y los fines de semana, 12.

                                                                                       

Debido a los reclamos que hizo Jolie por la manutención de sus hijos, hace ya varias semanas que el nombre de Samantha Bley Dejean -con más de dos décadas de experiencia, perteneciente en cuarta generación a una familia de abogados y socia del bufete que lleva su apellido- había aparecido en los documentos del divorcio de Pitt y Jolie, que se presentaron en la Corte Suprema de Los Ángeles (California). En esos documentos Bley Dejean interpuso una queja señalando que Pitt no estaba aportando una pensión a sus hijos. Ante este reclamo, el equipo del actor, a través de su abogado, Lance Spiegel, afirmó que prestó más de $8 millones de dólares a la actriz para comprar la casa en la que reside actualmente. Bley Dejean, entonces, contestó que su clienta pagaría esa deuda, pero que “un préstamo no es, de ninguna manera, manutención”.