Crédito o arrendamiento: ¿qué me conviene para comprar un auto?

Dos formas de obtener un auto pero una sola es la mejor para ti, analiza y toma una decisión

Ante los altos precios que hay en los concesionarios de los Estados Unidos, cada día resulta más difícil comprar un auto nuevo.

Pero no todo está perdido, hoy te explicaremos todo lo relacionado sobre los créditos y financiamientos que puedes utilizar para adquirir un auto.

Ante todo debes entender que este artículo es tan solo una guía explicativa para ayudarte a comprender cómo funciona la financiación de autos en EE.UU.

Principalmente hay dos formas de obtener la financiación para la compra de un vehículo, la primera es adquirir un préstamo directo y la segunda opción es acordar el financiamiento con el concesionario.

Para obtener un préstamo directo, debes dirigirte a un banco o a una compañía financiera. Ahí, te comprometes a pagar la cantidad de dinero que pide como préstamo y los intereses acordados entre ambas partes.

Crédito o arrendamiento-Banco
Fuente: Unsplash

Este compromiso se fija por un período determinado de tiempo, bien sea por normativa del banco o la empresa financiera, o por acuerdo entre el financiador y tú.

Si decides ser financiado por el concesionario, debes firmar un contrato donde te comprometes a pagar el precio del bien que estás adquiriendo y los respectivos intereses.

Es necesario que sepas que con regularidad, los concesionarios venden los contratos a bancos o empresas financiadoras para que ellos administren los pagos.

Si quieres hacer un buen negocio, ten presente que el paso clave es la comparación de oportunidades y beneficios que te puede ofrecer cada forma de financiación.

Parte del buen negocio radica en que puedas organizar un balance de tus ingresos y tus egresos. Toma la decisión luego de que esta parte esté muy bien estructurada.

Crédito o arrendamiento-Balance personal
Fuente: Unsplash

Acá te dejamos una planilla guía para que veas un ejemplo:

Crédito o arrendamiento-Plan de gastos mensuales
Fuente: Comisión Federal de Comercio

En la solicitud de crédito que te facilita uno de los funcionarios del concesionario, debes responder lo siguiente:

  • Tu nombre
  • Tu número de Seguro Social
  • Tu fecha de nacimiento
  • Tu domicilio actual y el o los domicilios anteriores y la cantidad de tiempo que vivió en cada lugar
  • El nombre de tu empleador actual y el de tu empleador o empleadores previos y la cantidad de tiempo que permaneciste en cada empleo
  • Tu ocupación
  • Tus fuentes de ingresos
  • El total de tus ingresos brutos mensuales
  • La información financiera de tus cuentas de crédito, incluidas tus obligaciones de deuda

Ahora bien, para arrendar el auto las consideraciones que debe tener son casi las mismas.

En esta ocasión debes pagar por el vehículo el tiempo que disfrutarás de él y en caso de ser necesario, algunos dólares más por el uso excesivo o por si superaste la cantidad de millas acordadas.

Estas son todas las diferencias contempladas por la Comisión Federal de Comercio.

Finalmente, la decisión es tuya. Así que estudia bien tu posibilidad de comprar o arrendar y disfruta tranquilamente de un medio de transporte autónomo.

Fuente: Comisión Federal de Comercio.