Un enredo en medios sociales es muy perjudicial para el trabajo

Cada vez más empleadores estudian la imagen en internet que proyectan los candidatos a los puestos que ofertan
Un enredo en medios sociales es muy perjudicial para el trabajo
El 20% de los empleadores esperan que los candidatos tengan una presencia en la Red./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Dicen que no hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión. Esa es la razón por la que se cuida la imagen que se quiere dar en una entrevista de trabajo y se meditan las respuestas que se dan en ella.

Pero ahora ese encuentro es solo una parte de una primera impresión.

La otra parte es la imagen en los medios sociales o, en general, en Internet.

Antes o después de una entrevista el 70% de los empleadores usa las redes sociales para conocer mejor a los candidatos a un puesto y, de acuerdo con una encuesta de CareerBuilder, un 7% más planea hacerlo. El problema es que de los que hacen este tipo de búsquedas el 57% ha encontrado contenidos que les han disuadido de contratar al candidato en cuestión, explican en esta plataforma de ofertas de empleo.

Y la respuesta no es intentar desaparecer de Internet porque no estar visible en las redes también supone un problema. El 47% de los empleadores afirman que no suelen llamar a un candidato si no pueden encontrarle en medios sociales o búsquedas en la red.

El 20% espera que la persona que van a contratar tenga una presencia en la red y entre los profesionales y muchos trabajadores independientes no estar en LinkedIn es fallar en el primer examen ya que se considera anticuado no tener esta tarjeta de presentación en las redes.

De hecho, es aconsejable usar la dirección on line personalizada de LinkedIn en los resumés para que los potenciales empleadores accedan a ellos fácilmente y si quieren puedan tener más información que es imposible y no aconsejable incluir en apenas un folio en el que se tiene que resumir la información mínima personal y profesional de cada uno.

En la encuesta de CareerBuilder, los empleadores argumentan que es porque quieren tener más información del candidato antes de tener una entrevista y comprobar las cualificaciones profesionales, su creatividad, la imagen profesional que proyecta y su capacidad para comunicar entre otras cuestiones. Quienes tienen la opción de ofrecer in contrato también admiten tener curiosidad por lo que dicen otras personas de ellos y hasta un 22% busca motivos por los que no deban hacer la oferta de trabajo a una determinada persona.

Es decir, que los medios sociales pueden ser los mejores y los peores aliados del aspirante a un trabajo.

¿Con qué hay que tener cuidado?

Por este orden esto es lo que más molesta a quienes tienen la capacidad de contratar a un empleado.

  1. Contenidos de vídeo, fotográficos o informativos que puedan ser provocativos o inapropiados. Esas fotos con una prenda de vestir de menos o los insultos o toma de partida por cuestiones muy controversiales nunca jugarán a favor del demandante de empleo.
  2.  Fotos o cualquier contenido que evidencie el abuso de bebidas alcohólicas o el uso de drogas.
  3. Comentarios ofensivos relacionados con raza, religión, género…
  4. Historial criminal
  5. Pruebas de que el candidato a un puesto ha mentido sobre sus cualificaciones profesionales o laborales.
  6. Evidencia de que el candidato tiene una mediocre capacidad de comunicación.
  7. Insultos o comentarios negativos a un empleador anterior o excompañero de trabajo
  8. Imagen o nombre poco profesional
  9. Pruebas que que ha compartido información confidencial de un empleador anterior.
  10. Mentiras sobre ausencias
  11. Una vida en la vida en las redes demasiado intensa. ¿Cuándo trabaja?

 

Alrededor de la web