Detienen a sospechoso de atacar y matar a indigentes en Los Ángeles

Latino estaría relacionado con las desapariciones de familiares en Houston

Imágenes distribuidas por el LAPD del sospechoso de atacar  tres personas con un bate en el centro de Los Ángeles. (LAPD)
Imágenes distribuidas por el LAPD del sospechoso de atacar tres personas con un bate en el centro de Los Ángeles. (LAPD)
Foto: LAPD

Un hombre sospechoso de golpear con un bate de beisbol a dos indigentes la semana pasada en el centro de Los Ángeles tambiéne estaría ligado a una serie de ataques y desapariciones en el Sur de California y Texas.

Ramón Escobar, de 47 años, fue capturado por la Policía de Santa Mónica el lunes y está detenido en conexión con la muerte a golpes de dos desamparados que dormían en el centro de Los Ángeles. Otro indigente sufrió heridas críticas en esos atques.

Escobar fue detenido poco después de atacar a otro desamaprado en Santa Mónica.

Además, la Policía de Houston lo identifica como una persona de interés en la desaparición de Dina y Rogelio Escobar, familiares suyos, en esa ciudad del estado de Texas.

Rogelio Escobar, de 65 años, fue visto por última vez el mes pasado cerca de una tienda en Houston el pasado 26 de agosto y dejó una mochila en el porce de su casa el mismo día.

La detención de Escobar se dio luego que en Santa Mónica, la policía investigaba el brutal ataque de un indigente que fue golpeado con un objeto en la cabeza el lunes en la mañana.

Según la policía, el ataque ocurrió cuando la víctima se encontraba sentado y distraído en una acera frente a una pared cuando el sospechoso repentinamente lo agredió.

El herido se encuentra en condición crítica en un hospital.

La más reciente víctima estaba bañado en sangre, cerca de un poso de luz en la intersección de la séptima y Colorado.

Las autoridades desconocen si el hombre se encontraba dormido.

Autoridades confirman que este es el cuarto ataque que se registra en Santa Mónica en un mes. Hace casi una semana Steve Cruz, de 39 años, fue golpeado hasta la muerte debajo del muelle de esa playa.

Las autoridades afirman que todos los ataques tienen en común que las víctimas fueron despojadas de pertenencias.