Lo que debes saber antes de comprar un auto eléctrico

Toma nota de algunas recomendaciones antes de comprar un auto eléctrico

Lo que debes saber antes de comprar un auto eléctrico
Los EV son una nueva cultura
Foto: Chevrolet Bolt

Para nadie es un secreto que las ventas de autos eléctricos aumentan cada mes y que cada vez hay más gente interesada en este tipo de vehículos, lo que implica toda una nueva cultura sobre la forma en la que se usa la energía y los combustibles.

Antes de comprar un auto eléctrico existen varios factores que debes considerar, pues existen situaciones que no son comunes y que podrían implicar una pérdida de balance en tu vida cotidiana al menos en lo que te acostumbras.

Lo primero es informarte sobre los beneficios económicos, como el hecho de tener incentivos y rebajas hacendarias, y por supuesto, la diferencia en el mantenimiento.

Sobre la carga

La mayor parte de los dueños de autos eléctricos los cargan en casa y para hacerlo rápido, prefieren invertir en cargas de nivel 2, es decir de 240 voltios. Estos centros de carga se pueden adquirir en donde compres tu auto o bien por internet. El desembolso sería cercano a los $1,750 dólares además de requerir algunos permisos.

Rangos de viaje

Tener un auto eléctrico provoca una reeducación en la forma en la que sueles transportarte, pues son pocos los autos que tienen un rango que supere las 200 millas esto provocará que la manera en la que planteas y planeas un viaje largo se modifique pues no es lo mismo parar a cargar gasolina mientras estira las piernas, a tomarte un rato largo en lo que la batería recobra su vida.

Prueba los autos

Realiza citas en las distribuidoras para hacer pruebas de manejo y no, no te espantes, pues la primera impresión será la de la falta del ruido del motor, aclimátate a los indicadores, novedades con las que todos se tienen que familiarizar tarde o temprano como el nivel de carga y todos los datos a los que tengas acceso.

Revisa las opciones

Toma lápiz y papel y verifica los incentivos estatales o federales, revisa las posibilidades de préstamos y créditos gubernamentales (que no son descuentos) e incluso debes de considerar el leasing como un buen método de tener un auto por menos inversión.

Siempre recuerda que aún hay poca demanda y un veloz avance en la tecnología, lo que hace a estos vehículos algo verdaderamente atractivo.