De qué manera pueden obtener ayuda financiera las víctimas de las inundaciones

De qué manera pueden obtener ayuda financiera las víctimas de las inundaciones

Pueden pasar meses antes de que algunas víctimas de inundaciones masivas por el huracán Florence puedan regresar a sus casas o negocios. Las fuertes lluvias sin precedentes ya han causado la muerte de al menos 42 personas en North Carolina, South Carolina y Virginia, según informan las noticias. También ha obligado a decenas de miles de personas a abandonar sus hogares.

Los datos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Federal Emergency Management Agency, FEMA) indican que solo alrededor de 339,000 hogares en North Carolina y South Carolina cuentan con la cobertura del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones, el proveedor principal de dicha cobertura. Solo el 3% de todas las propiedades residenciales de North Carolina y el 9% de las propiedades de South Carolina estaban aseguradas contra inundaciones en 2017, según el Instituto de Información de Seguros, un grupo de la industria.

Por lo general, las inundaciones no están contempladas en el seguro tradicional de propietarios o inquilinos. Sin embargo, incluso aquellos que no tienen seguro contra inundaciones pueden tomar algunas medidas para obtener ayuda financiera.

Solicita asistencia federal para la recuperación de desastres

Las declaraciones relativas a desastres del presidente Donald Trump para North Carolina y South Carolina dan a entender que habrá ayuda federal para la recuperación de desastres. Podrías ser elegible para recibir una subvención federal para vivienda temporal, reparaciones de emergencia en el hogar y otras medidas urgentes. Tanto los propietarios como los inquilinos son elegibles. Los pagos condicionados para casos de desastres generalmente están exentos del impuesto federal sobre las ganancias. Puedes inscribirte para recibir asistencia federal en caso de desastres en línea o por teléfono 800-621-3362.

A continuación, te presentamos los beneficios que podrían estar disponibles a los habitantes de áreas afectadas según el lugar de residencia:

  • Pagos de alquiler por vivienda temporal. Los propietarios cuyas viviendas se consideran inhabitables pueden obtener asistencia financiera inicial por hasta 3 meses; los inquilinos pueden obtener ayuda durante al menos un mes. Esa asistencia financiera puede extenderse después del período inicial, según sea el caso.

  • Subvenciones para hacer que las viviendas dañadas sean seguras, sanitarias y funcionales. El dinero puede destinarse a reparaciones del hogar y reemplazo de artículos esenciales que el seguro no cubre.

  • Subvenciones para reemplazar bienes personales. Estos fondos están destinados a cubrir necesidades médicas, dentales, funerarias, de transporte y otras “necesidades relacionadas con desastres serios” que no estén cubiertas por seguros, obras de caridad u otros programas gubernamentales, según FEMA.

  • Préstamos a una tasa de interés baja. Los préstamos, proporcionados por la Small Business Administration (SBA) en caso de pérdidas de viviendas en North Carolina no cubiertas por seguros, están disponibles por montos de hasta $200,000 para residencias primarias y $40,000 para bienes personales, incluidas las pérdidas de los inquilinos. El interés en los préstamos será tan bajo como del 2% anual por un período de hasta 30 años, según indica la SBA. Existen otros préstamos de la SBA disponibles para pequeñas empresas, pequeñas cooperativas agrícolas y la mayoría de organizaciones sin fines de lucro privadas.

  • Extensión de plazos para el pago de impuestos. El IRS anunció que el 15 de octubre, la fecha límite para presentar las declaraciones de impuestos federales se extendió al 31 de enero de 2019, para los habitantes de áreas declaradas zonas de desastre por el gobierno federal. (Sin embargo, los intereses y los recargos sobre los saldos no pagados se acumularán si no efectuaste el pago en su totalidad en abril). Los contribuyentes autónomos y jubilados en la zona de desastre, quienes generalmente pagarían impuestos estimados trimestrales a mediados de septiembre 2018 y mediados de enero de 2019 ahora tienen hasta el 31 de enero de 2019 para efectuar ambos pagos.

  • Otras fuentes de ayuda. FEMA menciona otras fuentes de ayuda en su sitio web, como el asesoramiento en casos de crisis, ayuda para hacer reclamos por pérdidas de siniestro para obtener exenciones del impuesto a las ganancias, y asesoramiento sobre asuntos legales, beneficios para veteranos y asuntos de seguridad social.

Obtén una ayuda extra a partir del seguro contra inundaciones

Aquellos que tienen pólizas de seguro Programa Nacional de Seguros por Inundaciones (NFIP) cuentan con otra vía posible para obtener fondos rápidamente. En ese caso, se puede solicitar a la aseguradora que proporcionó la política de inundación un pago por adelantado, incluso antes de que un liquidador investigue el daño por inundación a su propiedad.

Para ayudar a acelerar la recuperación, el NFIP está otorgando pagos por adelantado a los asegurados en virtud de sus reclamos de seguro contra inundaciones, afirmó un vocero. El programa incentiva a las compañías de seguros que brindan pólizas de inundación para que comiencen a proporcionar a los titulares de pólizas de seguros contra inundaciones pagos anticipados poco después de que ocurra un desastre.

Después de ponerse en contacto con la aseguradora, un titular de la póliza puede recibir un pago anticipado de hasta $5,000 en concepto de reclamo por inundación para obtener ayuda con la estructura o el contenido de una construcción, pero no para ambos, sin la visita o presentación de documentación adicional de un liquidador. Para calificar, tendrás que tener al menos una cobertura contra inundaciones. Más tarde tendrás que presentar pruebas contundentes que demuestren que tuviste pérdidas por inundación.

Además, si presentaste pruebas de daños a tu propiedad asegurada a través de fotos o videos, recibos que validan los gastos extra relacionados con la pérdida por inundación, o el presupuesto detallado de un contratista, podrás recibir un monto máximo de USD 20 000 en pagos anticipados. (Para obtener más información sobre los pagos anticipadoso del NFIP, consulta la página 211 del Manual de reclamos del NFIP).

Ten en cuenta que los pagos que puedas llegar a recibir como asistencia federal por desastre son en concepto de pérdidas que no están cubiertas por tu póliza de seguro contra inundaciones.

Las pólizas de seguro de propietarios e inquilinos tradicionales no cubren los daños causados por las inundaciones. Las víctimas sin cobertura contra inundación, ya sea del gobierno federal o de aseguradoras privadas, tendrán que depender de sus propios ahorros, y de los fondos federales, estatales y de beneficencia, para recuperarse. El seguro contra inundaciones no es solo para personas en áreas de alto riesgo.

Según FEMA, hay personas fuera de las zonas de alto riesgo que presentan más del 20% de los reclamos de seguro contra inundación en un año determinado y reciben un tercio de asistencia por inundaciones. La agencia dice que más de la mitad de los reclamos por inundaciones presentados por el huracán Harvey en 2017 provinieron de una zona fuera del área de inundación de alto riesgo.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.