La manera más barata y fácil de limpiar las luces delanteras de tu auto

Los únicos ingredientes que necesitas para pulir los faros delanteros de tu auto se encuentran en casa
La manera más barata y fácil de limpiar las luces delanteras de tu auto
La seguridad aumenta con unos faros bien limpios
Foto: Newspress

Si tu vehículo tiene algunos años por enzima, es normal que empieces a notar como los faros delanteros se tornan opacos. Este efecto, además de hacer ver a tu vehículo más viejo y descuidado, puede ser peligroso ya que la intensidad de la luz de los faros es afectada a causa del empaño.

¿Por qué se empañan los faros delanteros?

Puede ser causado por muchos factores, como rupturas microscópicas en el faro que permiten que la condensación se filtre y el vidrio se torne opaco, o puede que las bombillas del auto estén instaladas incorrectamente, lo que causa que la humedad viaje por dentro del vehículo hacia el plástico o cristal del auto. Otra explicación es que el sistema de ventilación tenga un fallo, lo que provoca que el polvo y la suciedad arruinen la visibilidad del cristal.

La forma más fácil de limpiar los faros delanteros

Probablemente te has encontrado con productos “mágicos” que prometen dejar tus faros relucientes y claros. Sin embargo, ¿cuánto pueden llegar a costar? No necesitas comprar estos productos, ya que los únicos ingredientes que necesitas para llevar a cabo la limpieza de tu auto se encuentran en tu casa.

Hablamos de la pasta de dientes, un producto que ya utilizas a diario para procurar tu limpieza dental y que puede actuar como el producto más económico para pulir los faros de tu auto. Esto es lo que necesitas: cepillo de dientes, rociador de agua, un trapo o jerga y nuestro ingrediente estrella: pasta de dientes (si es posible, que contenga bicarbonato de sodio).

Pasta de dientes y cáncer de colon

Cómo limpiar los faros delanteros con pasta de dientes

  1.     Utiliza el cepillo de dientes para aplicar la pasta de dientes en los faros.
  2.     Cepilla por unos cuantos minutos hasta que sientas que el empaño está desapareciendo.
  3.     Rocía agua (de preferencia caliente) en los faros para retirar la pasta dental.
  4.     Limpia los faros para notar la diferencia.
  5.     ¡Listo! Tus faros deben verse claros y relucientes.

Puede que los faros necesiten limpiarse por dentro también. Este proceso es más complicado debido a que los fabricantes de autos no producen todos los faros de la misma manera y algunos son más fácil de desarmar que otros. Sin embargo, si ya has desmantelado un faro delantero anteriormente y crees no impone ningún problema al tratar de desinstalarlo tú mismo, entonces puedes aplicar el mismo proceso de limpieza por dentro que por fuera.  

Alrededor de la web