México: En busca una solución humanitaria para la caravana migrante

México acepta más de 600 peticiones de asilo y pide apoyo a la ONU
México: En busca una solución humanitaria para la caravana migrante
Dos niños hondureños a punto de ahogarse antes que los salvara un balsero en el río Suchíate,
Foto: EFE

México anunció hoy que va a pedir apoyo a la ONU para gestionar las peticiones de asilo que puedan presentar los miles de miembros de la caravana de migrantes hondureños que comienzan a llegar a la frontera del país.

Loading the player...

El Gobierno mexicano informó hoy de que 640 migrantes han solicitado refugio en el país en el punto fronterizo Suchiate, a cuyas puertas se agolpan miles de miembros de la caravana hondureña que intentan entrar en México desde Guatemala.

Durante la recepción de extranjeros en Ciudad Hidalgo, frontera con Guatemala, el Instituto de Migración de México ya “atendió a 640 migrantes que han presentado solicitud de refugio”, informó la Secretaría de Gobernación en un comunicado.

El ministerio aseguró que durante los trámites se ha estado “privilegiando en todo momento el derecho humano que tiene cualquier extranjero de recibir protección del Estado mexicano”.

Migrantes hondureños cruzan a pie el río Suchiate, que separa a Guatemala de México. EFE

Alrededor de 2 mil inmigrantes ya cruzaron a México

El Gobierno de México intenta hoy darle cauce legal al desafío que le plantea la caravana de migrantes hondureños, que esperan luz verde para entrar al país por la frontera sur o que a cuentagotas cruzan en balsas el río Suchiate.

Después de lograr contener, y de condenar, el intento del viernes de un grupo de la caravana para adentrarse por la fuerza a México, las autoridades mexicanas insistieron en su disposición de permitir la entrada con documentos y visado o, en su caso, recibir solicitudes de refugiados.

En un mensaje en cadena nacional, difundido este viernes, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que “México no permite ni permitirá el ingreso” irregular y mucho menos violento y a cambio ofreció apoyo a quienes desean entrar “respetando las leyes”.

“El ingreso violento a nuestro país” atenta contra la soberanía del país y además supone un “riesgo a los propios migrantes, especialmente a niños, niñas, mujeres y adultos mayores”, subrayó el mandatario mexicano.

Alrededor de 2,000 migrantes han cruzado ya a México y se encuentran establecidos en campamentos mientras cumplen sus trámites migratorios.

Una familia migrante de Honduras descansa en un albergue en Ciudad Hidalgo, Chiapas. EFE
Alrededor de mil migrantes hondureños esperan en la frontera para entrar en México. EFE

Al menos un millar más permanecen aparcados en el puente fronterizo a la espera de ser atendidos y algunos rezagados permanecen en Tecún Umán.

Con información de EFE


Alrededor de la web