Se cortan las trenzas por los pacientes con cáncer de mama

Una pequeña y un joven hablan sobre este regalo de amor e invitan al público a ayudar
Se cortan las trenzas por los pacientes con cáncer de mama
Arianna Arroyo, de 13 años, tenía el cabello tan largo que logró donar 23 pulgadas de su cabello./ foto: Alejandro Cano
Foto: La Opinion

Por casi tres años, Arianna Arroyo, de 13 años de edad, evitó acudir al salón de belleza y dejó que su cabello creciera hasta llegarle a la cintura. No lo hizo por una cuestión de vanidad, sino con el fin de que otra persona luciera una reluciente melena.

Así cumplió su promesa de generar una sonrisa en una persona desconocida hace unos días, cuando decidió cortarse el cabello con el propósito de donarlo para la creación de pelucas que serán alegremente utilizadas por pacientes de cáncer de mama.

“Siempre había querido hacer algo así, me siento muy bien haciendo una buena obra… Muchos más podrían hacerlo mismo, los invito, no tienen que tener familiares sufriendo de cáncer, pueden hacer un buen gesto por algún desconocido”, comentó Arianna, estudiante de la escuela secundaria César Chávez de Oceanside.

La joven descrita por sus padres, Verónica y Marco Arroyo, como una persona caritativa que siempre anda buscando el bien para los demás, es una de casi 30 personas que han participado a la fecha desde inicio de mes en el programa de donación de cabello del Pechanga Spa, como parte del mes de concientización de cáncer de mama.

Según Whitney Tabor, gerente del lugar, este acto de bondad regresa la sonrisa al rostro de las guerreras que luchan por vencer la
enfermedad.

Este es el sexto evento de recaudaión de cabello y hasta ahora se han reunido 300 trenzas. / fotos: Alejandro Cano.

Las trenzas recolectadas serán enviadas a la organización HairUWear y eventualmente arribarán a la Sociedad Americana del Cáncer para la creación de hermosas pelucas.

“Estas mujeres son unas verdaderas guerreras. Nuestro equipo espera con ansias el mes de octubre para apoyar con gran cariño a las mujeres que sufren de cáncer de mama… Perder el cabello es doloroso y si nosotros podemos hacer que las mujeres se sientas hermosas de nuevo pues lo hacemos. Exhortamos a la comunidad a que participen en el programa”, comentó Tabor.

Seis años de ayuda

El programa en Pechanga comenzó el 1 de octubre y finalizará el 2 de noviembre, dijo la gerente de Pechanga Spa. Y agregó que los donantes reciben un corte de cabello al estilo de su preferencia, pero deben hacer una cita.

“Este es el sexto año consecutivo que Pechanga Spa colecta cabello y a la fecha se han reunido 300 trenzas”, dijo Rose Mares, estilista con 32 años de experiencia.

Tan solo el año pasado el programa colectó 34 pies de cabello, lo que equivale a la altura de dos jirafas. Cabe señalar que se necesitan entre cinco y seis tranzas para crear una peluca, agregó.

“Nuestra meta es atender a 100 personas y ojalá que podamos romper el récord del año pasado en longitud. Hasta el momento Arianna ha sido la que más ha donado con 23 pulgadas de cabello. Veremos qué ocurre en los próximos días”, dijo Mares, residente de Temecula.

“Curiosamente hemos atendido a varios hombres y jovencitas. Me da gusto que participen”.

Los hombres dicen presente

La participación de hombres y jóvenes se debe a que son más propensos a calificar para la donación comparada con mujeres adultas.

Como principal requisito para donar cabello es tenerlo libre de tintes y descolorantes, canoso solo en menos de 5 por ciento y una longitud de al menos 8 pulgadas.

Steven Callihan, de 24 años de edad, es uno de esos valientes y conscientes hombres que ha donado cabello. El joven no se cortó la cabellera en cuatro años y el resultado fue la donación de 16 pulgadas.

“Siempre hay una primera vez para hacer una buena acción. Lo hago porque entiendo lo que es sufrir de cáncer, mi tía esta en remisión y no es nada fácil. Cuando me lo plantearon no lo dude dos veces y dije sí… Lo volvería a hacer”, comentó. “Hay muchas mujeres y hombres sufriendo de cáncer de cualquier tipo y si puedo ayudar en algo a reducir el dolor pues así lo haré”.

Steven Callihan, quien también donó su melena, contó que tiene un familiar sobreviviente de cáncer. /foto: Alejandro Cano

Datos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), indican que el cáncer de mama es el más común entre las mujeres de Estados Unidos. Según la entidad, más de 200,000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama y más de 40,000 fallecen como consecuencia de lo mismo cada año en el país.

La pérdida de cabello es el efecto secundario más común entre las pacientes de cáncer de mama, lo que generalmente provoca un fuerte impacto para las mujeres.

Si deseas donar a través de Pechanga Spa, llama para una cita al 1(951) 770-8501 o visita http://www.pechanga.com/indulge/spa.com. Si quieres donar a través de otras organizaciones, se recomienda investigar si el cabello es utilizado para crear pelucas que serán entregadas de manera gratuita a los pacientes de cáncer..