Urgen enviar comentarios públicos contra la propuesta de “carga pública”

Ha causado ya que las familias de inmigrantes dejen de solicitar programas públicos a los que tienen derecho
Urgen enviar comentarios públicos contra la propuesta de “carga pública”
11/16/18/LOS ANGELES/ Immigrant and health advocates protest, outside the Los Angeles Federal building, the Trump administrationÕs latest proposed Òpublic chargeÓ regulation that would block immigrant families from having a permanent, secure future in the United States for using vital health, nutrition, and housing programs for which they are eligible. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Defensores de los inmigrantes y de la salud hicieron un llamado a la comunidad para que, cuanto antes, envíen sus comentarios contra la propuesta de carga pública, que impediría que las familias de inmigrantes tuvieran acceso a programas de vivienda, salud, y nutrición para los que son elegibles, por miedo a no calificar para la residencia.

“Este lunes 19 de noviembre es el Día Nacional de Comentarios, creado especialmente para que se envíen comentarios al Departamento de Seguridad Nacional, dijo Carolina Gameros del Centro de Políticas para los Inmigrantes de California.

“Estamos contra reloj porque en menos de un mes, el 10 de diciembre, es la fecha límite para enviar nuestros comentarios públicos al gobierno”, dijo.

Defensores de la salud y familias migrantes hicieron un llamado para que la comunidad mande sus comentarios contra la propuesta de Trump de la carga pública. (Aurelia Ventura/ La Opinión)

“La meta es juntar 100,000 comentarios. Ahorita llevamos más 60,000. La mayoría de ellos en contra”, precisó Gameros.

El llamado a la comunidad se hizo afuera del edificio federal en el centro de Los Ángeles, durante una protesta contra la propuesta de carga pública.

“Estamos protestando contra esta propuesta de la administración Trump que causa mucho miedo, y perjudicaría a las familias que están solicitando la residencia permanente si utilizan programas como MediCal, las estampillas (de comida), la sección 8 de la vivienda, entre otros, porque podría poner en peligro su estatus migratorio”, dijo.

“Es importante que la gente sepa que esta propuesta no es ley, y que deben mandar sus comentarios para decir cuál sería el impacto. Por ley, el gobierno debe recibir y responder todos los comentarios”, dijo.

Sarah Dar, del Centro de Políticas de Inmigrantes de California, sostuvo que esta regla que se quiere implementar de la carga pública, es otro ataque contra las comunidades inmigrantes, como lo ha sido la separación de niños en la frontera y las amenazas con bloquear la inmigración.

“No es nada nuevo, desde 1882 se usó para excluir a los inmigrantes de Irlanda, y se ha empleado con inmigrantes de otros países”, explicó.

Nancy Gomez de Health Access dice que la propuesta de la carga pública es nociva para la salud de todos en el país. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Ya está afectando

Nancy Gómez, de la organización Health Access, dijo que aunque la propuesta de la carga pública no es ley, ya está provocando cambios. “Hay familias que están cancelando MediCal y sus citas médicas por miedo que esto influya en su estatus migratorio. Estamos hablando de inmigrantes legales que están aplicando para su tarjeta verde, y han seguido todas las normas”, remarcó.

“Esta propuesta de Trump es nociva, es de mala intención y discriminatoria antes nuestra población. Estamos hablando de que esta propuesta, pone en riesgo la salud de los niños porque hay muchas familias mixtas, que tienen hijos ciudadanos que por miedo a que el uso de servicios médicos impacte su solicitud de residencia, están retirando a sus niños de Medical y cancelando citas con el médico”, señaló.

“Queremos que la salud sea accesible para todos sin importar su estatus migratorio”, subrayó.

“Para los inmigrantes indocumentados que en un futuro soliciten su tarjeta de residencia, definitivamente también les puede afectar si se hace ley”, observó.

Aurora García de la organización Children’s Partnership, dijo que si la carga pública se hace legislación, serían removidos de los cupones de alimentos CalFresh entre 113,000 y 311,0000 niños; y de Medical entre 269,000 y 628, 000 menores.

Haz tu un comentario aquí.