¿Por qué es tan importante exfoliar la piel a diario?

La acumulación de células muertas puede afectar la superficie de tu piel
¿Por qué es tan importante exfoliar la piel a diario?
Foto: shutterstock

Las células muertas en la piel tienden a acumularse y producir una superficie corporal con un aspecto poco agradable, por eso,  es importante mantener la piel exfoliada para dotarla de belleza y salud.

Algunos mitos que invaden la cultura popular comentan que la exfoliación facial sólo está destinada para las personas que presentan problemas en la piel, y que resulta agresiva para el cutis. Pero al contrario, al exfoliar la piel se ayuda en la regeneración celular lo cual es posible al retirar las células muertas, la limpieza de los poros y las impurezas.

Con este sencillo método, se prepara la piel para ser receptora de cualquier principio activo o producto que se le aplique posteriormente.

El resultado es que inmediatamente presentarás un cutis aterciopelado, con un brillo y flexibilidad natural, se suavizan las cicatrices y las marcas. Es ideal que se pueda aplicar diariamente lo que le añadirá protección y belleza al rostro.

exfoliar la piel a diario
Foto: Shutterstock

Para exfoliar la piel puedes utilizar diversidad de métodos naturales, que pueden retirar de tu piel las células muertas presentes en el rostro y los labios.

Entre los exfoliantes más populares se encuentran los de leche y avena, granola, linaza y miel, e incluso de azúcar, leche y sal. Recuerda que los exfoliantes los puedes preparar tu misma de manera natural o comprar alguna crema ya lista para su aplicación.

No es suficiente que apliques el producto que selecciones de manera azarosa, es fundamental que lo logres a través de masajes circulares ascendentes, lo ideal es que la piel se encuentre húmeda, con esto la exfoliación se hace más efectiva.

¡Importante! Trata de evitar el contorno de los ojos, esta es la zona de la piel más fina y sensible.  Puedes retirar el producto que seleccionaste con agua abundante para finalizar puedes aplicar un tónico o una crema hidratante.

Puedes aplicar el procedimiento a diario durante todo el año, y programando descansos o pausas. Debes darle tiempo a tu piel para que se regenere. Y así, con esta rutina de exfoliación disfrutarás una piel brillante, radiante, suave, y libre de impurezas.