No permitas que una deuda de tarjeta de crédito te complique

No permitas que una deuda de tarjeta de crédito te complique

Los consumidores están acumulando deuda en tarjetas de crédito nuevamente, lo que genera preocupación porque algunos están asumiendo más de lo que pueden manejar. 

De acuerdo con The Wall Street Journal, dos grandes emisores de tarjetas de crédito, Discover y Capital One, han comenzado a controlar la cantidad de crédito otorgado a algunos de sus clientes menos solventes. La medida se implementa ya que la deuda pendiente de las tarjetas de crédito alcanzó un récord de $1021 billones en junio, según la agencia de informes de crédito Experian.

Usa nuestra herramienta de comparación de asesoría en tarjetas de crédito (a continuación) para descubrir cuáles tarjetas de crédito con reembolso son mejores para tus necesidades particulares.
 

“Creo que esta es una jugada inteligente de Discover y Capital One, especialmente porque esas dos compañías tienen muchos clientes con calificación crediticia más baja y menores ingresos”, dice Ted Rossman, analista de la industria en CreditCards.com. “Los consumidores deben asegurarse de poder pagar sus deudas en todas las condiciones económicas, no solo en el mejor de los casos”.

Si tienes un saldo de tarjeta de crédito grande, este sería un buen momento para echar un vistazo a tus propios gastos. De hecho, hacerlo podría ser una de las inversiones más inteligentes que puedas hacer.

“Que cobren intereses a una tasa de dos dígitos es devastador”, dice David Schneider, un planificador financiero certificado y fundador de Schneider Wealth Strategies en la ciudad de New York. “Pagarlo es lo mismo que obtener una tasa de retorno de dos dígitos”. 

Pagar la deuda

Aquí hay algunas estrategias para hacer frente a un saldo no pagado:

Haz uso de tu buen crédito. Si tienes un puntaje de crédito de al menos 700, intenta negociar un mejor trato, dice Greg McBride, analista financiero en Bankrate.com. Algunas tarjetas actualmente ofrecen transferencias de saldo que no cobran intereses durante 18 a 21 meses. Es un largo tiempo “gratuito” para abordar el pago de tu deuda. Sin embargo, la mayoría de los acuerdos de transferencia aplican un cargo de transferencia del 3 al 4%. Por lo tanto, McBride sugiere que te pongas en contacto con el emisor de tu tarjeta de crédito actual para decirles que transferirás tu saldo a menos que te dén una tasa más baja. Entonces compara el costo de la transferencia con el costo de pago de tu tarjeta actual a la nueva y menor tasa.

Recorta tus gastos. Si estás abrumado por deber miles de dólares en una tarjeta de crédito, concéntrate en recortar tus gastos. Suma tus gastos y podrás descubrir $50, $100 o incluso más que puedes reducir por mes. Eso va a ser una gran ayuda para pagar tu saldo.

Usa tus ahorros. Nunca tiene sentido vaciar tus ahorros de emergencia, pero si tienes más de lo que necesitas (generalmente de 3 a 6 meses de gastos diarios), usa parte del dinero adicional para pagar los saldos de tu tarjeta de crédito. Es probable que ganes solo el 1% o menos en una cuenta bancaria, y si puedes usarlo para pagar una deuda a una tasa de interés del 15% o más, eso es un gran beneficio. Schneider dice que el efectivo en una cuenta de corretaje también podría usarse para pagar el saldo de una tarjeta de crédito.

Genéralo. “Nadie quiere escuchar esto, pero generar más ingresos es una excelente manera de enfrentar tu deuda de tarjeta de crédito”, dice McBride. Calcula la rapidez con la que podrías salir de la deuda si destinaras el 100% de las horas extra, los ingresos de proyectos adicionales o los ingresos de un segundo trabajo (temporal) para pagar tu saldo.

Refinanciamiento a una tasa fija más baja. Si tienes una calificación crediticia sólida, puedes fijar una tasa de interés fija por debajo del 10% con un préstamo personal de un prestamista en línea como Prosper, SoFi y Discover.

Inscríbete para recibir Lo último – nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.