¿No ahorraste para Navidad? Todavía estás a tiempo

Te presentamos cuatro opciones gracias a las que no todo está perdido
¿No ahorraste para Navidad? Todavía estás a tiempo
Todavía estás a tiempo para ahorrar antes de Navidad.
Foto: Pixabay

Afrontémoslo, durante todo el año pensamos que al llegar Navidad nos las arreglaremos de alguna u otra forma para la compra de regalos y demás festejos. Siempre creemos ingenuamente que podremos ir ahorrando algunos dólares a lo largo del año, pero al llegar diciembre, la historia es la misma de años anteriores: nuestros fondos son escasos.

Y entonces tenemos dos opciones: pensar que es tarde para ahorrar o poner manos a la obra durante las dos semanas que quedan antes de Navidad y conseguir unos dólares extras, fruto de un ahorro pequeño pero constante durante dos semanas. Si prefieres la segunda opción, te presentamos cuatro ideas para que lo logres.

1. Evita comer fuera de casa una semana. ¿Cuánto gastas comiendo en la calle o restaurantes durante la semana? Haz la cuenta y te sorprenderás de lo mucho que puedes ahorrar si cocinas para ti mismo durante los días que quedan hasta Nochebuena. Según nuestros cálculos, puedes ahorrar más del 50% de tu presupuesto destinado a comida cuando comes en casa o llevas tus alimentos preparados al trabajo.

2. Utiliza una aplicación de gestión de gastos. Si no tienes bien claro en qué gastas tus ingresos o necesitas ayuda para la planificación de tu presupuesto para esta Navidad, una aplicación en tu smartphone puede ser tu mejor aliada. Basta con que ingreses todos tus gastos para que te des cuenta de que hay muchas cosas que en realidad no necesitas y que dejar de gastar en ellas representará un ahorro significativo antes de que finalice el año.

3. Deposita en una alcancía todos los billetes de una cierta denominación. Puedes comenzar con los billetes de uno y cinco dólares. No podrás creer lo mucho que ahorrarás en dos semanas si guardas todos los billetes de esas denominaciones que lleguen a tus manos. Abre la alcancía o el objeto que hayas utilizado con este fin —puede ser una caja de galletas o un frasco— solamente un par de noches antes de Navidad y disfruta de los beneficios de tu ahorro.

Billetes de un dólar
Deposita en una alcancía todos los billetes de uno y cinco dólares.

4. Evita los gastos “hormiga”. Esta medida se complementa muy bien con la aplicación de gestión de gastos. Hay muchas compras que puedes evitar, pero no lo haces porque “qué tanto es tantito”. Al sumar el dinero que gastas en un café diario, en golosinas o hasta en goma de mascar, o bien al tomar taxi o Uber en vez de usar el transporte público, te percatarás de que puedes ahorrar una buena cantidad. Sin embargo, al ver los gastos por separado, parece que no tendrán ningún impacto en tu bolsillo, pero la realidad es otra y tú mismo lo descubrirás.

¿Qué te parecen estas medidas? Aunque parecen muy sencillas, ponlas en práctica hoy mismo y te garantizamos excelentes resultados en un par de semanas. Seguramente podrás tener una Navidad más feliz sin tantas presiones económicas.