Un par de estrategias para tu tranquilidad financiera este fin de año

Ya seas que recibas bono de fin de año o no, estas estrategias financieras te ayudarán a terminar de la mejor manera el 2018

Calculadora y papel

Tu tranquilidad financiera no tiene precio y el final del año es un gran momento para conseguirla. Crédito: Pixabay

Navidad y el final de un intenso año 2018 ya están a la vuelta de la esquina. Y después de tanto ajetreo, algo de tranquilidad nos vendría bien; sobre todo si se trata de tranquilidad financiera. Por eso te ofrecemos aquí un par de estrategias que te ayudarán a conseguirla.

La primera va para todos aquellos que no reciben bonos o aguinaldos a fin de año. Sabemos que es una situación común en Estados Unidos. Es algo frustrante quedarte sin una gratificación económica a fin de año, pero esto debe hacerte reflexionar y entender que, con mayor razón, necesitas ahorrar.

Y la perfecta forma de ahorrar es no dando regalos. Leíste bien y no, no estamos de broma. ¿Sabías que en promedio un habitante de la Unión Americana gasta cerca de mil dólares en regalos de Navidad? Es una buena suma que puedes destinar para otros fines, por ejemplo, para el ahorro de cara a 2019.

Con esta sugerencia no queremos decir que te olvides de tus familiares y seres queridos en estas fechas. Puedes platicarles tus planes directamente y explicarles lo conveniente de eliminar los regalos costosos de los planes navideños de este año.

Ya vendrán tiempos mejores; además las mejores cosas de la vida son gratis. Regálales tu tiempo, tu cariño o una experiencia. En el fondo bien sabes que es un gran gesto de generosidad que puedes tener con ellos, y que es incluso mejor que gastar tus dólares en obsequios.

Alcancía
Ahorrar en diciembre siempre es difícil, pero no imposible.

La segunda sugerencia va para quienes sí reciben un bono de fin de año o aguinaldo, no es necesario que lo gastes. Lo más deseable es que se trate de un dinero “extra” del que no dependes para sobrevivir y que, siendo así, no sea tan difícil guardarlo con miras al futuro.

Si es así, ya has dado el primer paso. El segundo consiste en pensar cómo invertir ese dinero. Es común que sintamos una urgencia por gastar el dinero que llega a nuestras manos y que busquemos darnos “ese gustito” que estuvimos esperando todo el año.

¿Pero qué pasaría si lo ahorras? Sin duda es una sabia decisión que agradecerás en el futuro. Y aunque es difícil resistirse a la tentación del gasto, hay muchas maneras de destinarlo al ahorro. Quizás una de las más redituables sea emplear tu aguinaldo o bono navideño para comenzar un plan de jubilación, gracias al cual podrías pagar menos impuestos y que además te dará certeza financiera de cara a la vejez.

¿Qué opinas de estas estrategias? Únete al reto de la tranquilidad financiera este fin de año y compártenos tu experiencia.

En esta nota

Ahorro Fin de año Finanzas Personales Navidad

Suscribite al boletín de Empleos

¿Te gustaría recibir ofertas de empleo en Los Ángeles?

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain