Dieta blanda: ¿Qué alimentos puedo comer y cuáles debo evitar?

Si has tenido una operación reciente, o sufres de problemas gástricos, lo más recomendable es que realices una dieta blanda
Dieta blanda: ¿Qué alimentos puedo comer y cuáles debo evitar?
Foto: shutterstock

Esta dieta consiste en consumir ciertos tipos alimentos, bajos en grasa y colesterol. Este tipo de dieta es terapéutica, ya que contribuye a tu recuperación después de una cirugía, o de enfermedades gastrointestinales, como la gastritis, cólicos, úlceras gástricas; incluso es recomendada en casos en donde se presenten diarreas y vómitos.

Así que si has pasado por una situación como las antes descritas, puedes seguir las recomendaciones que te mostraremos a continuación.

La dieta blanda es apropiada para que puedas recuperarte sin tener que dejar de alimentarte adecuadamente. Los alimentos que debes consumir son específicos, y por lo general son recomendados por el especialista.

En líneas generales, la dieta blanda incluye los siguientes tipos de alimentos:

  • Cereales refinados, preferiblemente en forma de pastas; también pan blanco, arroz, patatas al vapor o hervidas.
  • Entre las carnes y pescados es recomendable consumir las carnes blancas, como el pollo o el pavo. Además, la preparación de estas debe ser a la plancha, horneadas, o incluso al vapor. De igual manera, los pescados deben tener las mismas características que la carne blanca, y su preparación debe ser similar.
  • Al consumir huevos, debes tener precaución, ya que es un alimento con un alto contenido en grasas. Sin embargo, se recomienda su consumo si son pasados por agua; otra sugerencia es consumir primero la clara y luego la yema, según las cantidades que puedas tolerar.

Otro tipo de alimentos que puedes incluir son las verduras. Es preferible cocinarlas o hacerlas en puré. No es recomendable consumir verduras crudas. La misma recomendación debes seguir para el consumo de frutas. Incluso, puedes hacer compotas de tu fruta preferida.

Entre las grasas, puedes usar el aceite de oliva en pequeñas cantidades. De la misma manera, si decides consumir mantequillas, debe ser en porciones muy pequeñas.

Entre los alimentos que debes excluir de tu dieta están las carnes rojas, embutidos, pescados de carne azul e incluso el consumo de mariscos.

Se sugiere evitar el consumo de frutas ácidas o cítricas y el tomate.

Dieta blanda
Foto: Shutterstock

Si eres amante del picante, por tu bienestar debes dejar de consumirlo. De igual manera, las bebidas estimulantes como el café, el chocolate y las bebidas gaseosas. Por otro lado, no tienes que consumir dulces así como tortas o postres con alto contenido en lácteos y azúcar.

De todas maneras, si quieres realizar una dieta blanda, además de seguir estas recomendaciones, es importante que visites a un especialista, en especial si sufres de problemas gástricos, o tuviste una operación reciente.

Entre las sugerencias que podrías seguir, es recomendable comer porciones pequeñas y dividir las comidas. Así, después del desayuno, podrías tomar una merienda. Y lo mismo para el almuerzo e incluso la cena. Es importante que comas despacio y mastiques bien los alimentos, así el sistema digestivo trabajará de forma regular y procesará bien los nutrientes.

Hay que preparar bien los alimentos, que estos sean bajos en sal, y si quieres usar condimentos, que sean naturales y contribuyan al sistema digestivo, como el orégano. También es importante consumir bastante agua.

Al llevar una dieta blanda, puedes crear recetas a tu gusto, teniendo en cuenta todas estas recomendaciones. Así protegerás tu salud y contribuirá con tu recuperación.

Fuente: efesalud.com