¿Empleado o trabajador independiente? Persiste disputa laboral entre choferes del Puerto de Los Ángeles/Long Beach

Choferes de camiones contradicen su trato laboral en compañía de carga Cal Cartage

 Jesús Maldonado junto a su camion. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Jesús Maldonado junto a su camion. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

La empresa le dice a qué hora presentarse a trabajar, la carga que debe llevar, a dónde tiene que ir y todo lo demás.

“Ellos son los que toman todas las decisiones”, resume Jesús Maldonado. “Ellos tienen el control. Uno tiene que hacer lo que ellos dicen”.

Es por eso que este chofer de la compañía NFI/Cal Cartage de Wilmington quiere que ya no lo clasifiquen como contratista independiente, sino como empleado.

NFI/California Cartage es una de las compañías de movimiento de mercancías más grandes de América, con almacenes y operaciones de transporte portuario por todo el país.

Maldonado, de 59 años, dijo que ha trabajado para Cal Cartage, subsidiaria de NFI, con sede en New Jersey, por los pasados 10 años y sus viajes son alrededor de 300 millas diarias desde una mina del desierto de Mojave hasta los puertos de Los Ángeles y Long Beach.

Para Maldonado su mayor preocupación es que él, al igual que muchos otros choferes, son clasificados como contratistas independientes, lo que los obliga a solventar por su cuenta el costo del pago de sus camiones, así como las reparaciones y el costo de la gasolina.

“Los camiones viejos ya no los quisieron que por la contaminación y nos dieron los nuevos, pero salieron bien malos, es pura perdida de dinero arreglándolos”, se quejó.

Adicionalmente, este residente del Valle de San Fernando dijo que obligatoriamente debe tener al menos 1,200 dólares libres para la gasolina, puesto que pone unos 240 dólares diarios.

“Y además de mover las cargas [en los camiones], Cal Cartage nos pone a hacer tareas adicionales por las cuales no estamos siendo compensados”, dijo el  mexicano. “Eso es robo de salarios y es una violación de la ley en esta Ciudad”.

Reclamos

Maldonado exige que la Oficina de Estándares de Salarios de Los Ángeles investigue a NFI/Cal Cartage para asegurarse que los choferes están siendo pagados acorde.

“Queremos que la gente vea que no estamos haciendo estas reclamaciones en vano; estas son las batallas que vivimos todos los días”, dijo Maldonado. “Queremos que la gente vea que apenas estamos logrando salir adelante y que todo esto es una consecuencia directa de cómo nuestro empleador viola la ley”.

Él aseguró que el grupo de choferes de camiones que ha decidido hacer públicas las acusaciones contra Cal Cartage están recibiendo represalias por parte de la compañía.

Jesús Maldonado dice que él no es un contratista independiente, sino un empleado de la empresa Cal Cartage. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

“Solo trabajamos 2, 4 o 5 días cuando hay. Hay algunos que sí trabajan mas y otros no”, dijo Maldonado, quien dice que quiere jubilarse de una forma digna a los 62 años.

“Pero si uno no tiene para vivir cómo le vamos a hacer. Lo que les dan del Seguro Social no alcanza”, recalcó.

Sanciones para empresa

En el pasado agencias como la División de Cumplimiento de Normas Laborales de California han descubierto que Cal Cartage está clasificando mal a sus empleados como contratistas independientes.

En el 2017 se presentaron reclamos de 12 trabajadores que llevó a que NFI/Cal Cartage pagara cerca de $1.5 millones de dólares en acuerdos y por violaciones al Código de Trabajo, que incluyen deducciones ilegales y gastos no reembolsados.

NFI/Cal Cartage apeló nueve casos, resolviendo ocho de ellos.

Y a principios de año, el procurador de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer, presentó una demanda contra Cal Cartage por violar las leyes de competencia desleal de California.

La familia de compañías NFI/Cal Cartage incluye cinco operaciones principales de transporte por camión en los puertos de Los Ángeles y Long Beach. Los cuatro más grandes, K&R Transportation, California Cartage Express, ContainerFreight EIT y California Multimodal LLC (CMI), se han enfrentado a múltiples reclamos en los tribunales y agencias gubernamentales por clasificar incorrectamente a sus conductores, explicó en aquel momento el procurador Feuer.

(Archivo)

Quejas fuera de contexto

En la misma compañía hay conductors que defienden a capa y espada a Cal Cartage y dicen que lo que los choferes que reclaman quieren es “dinero fácil”.

“Piensan que con poner una demanda van a ganar dinero y les puede ir mejor”, dijo Juan Ramírez, un chofer de camión que lleva trabajando 13 años para la empresa.

“Yo no tengo ninguna queja, Cal Cartage me ha dado la oportunidad de sacar a mi familia adelante. Tengo a dos de mis hijos en escuelas privadas y soy dueño de mi propio camión”, dijo este mexicano.

Agregó que le agrada la idea de ser clasificado como contratista independiente porque así puede tomar decisiones, como los días que quiere de vacaciones y los días que quiere trabajar.

“Yo usualmente trabajo lunes a viernes manejando unas 100 millas [a la redonda]. Para mí es mejor así y estoy muy contento con mi trabajo”, aseguró Ramírez.

Por su parte, la compañía Cal Cartage dijo en un comunicado que esta es una táctica del sindicato Teamsters que quiere organizar a los choferes de los puertos.

“Los contratistas independientes que nos brindan servicios son empresarios que han elegido seguir siendo dueños de negocios independientes en lugar de convertirse en empleados, como lo demuestra su decisión de no llenar las miles de vacantes de conductor que están actualmente disponibles en el sur de California”, explica el comunicado.

“Estos hombres y mujeres que trabajan arduamente quieren seguir siendo independientes y seguir disfrutando de la flexibilidad para brindar servicios cuando y como les plazca. Debido al respeto que tenemos por su deseo para permanecer independientes, no cederemos a los continuos intentos de los Teamsters, en contra de la voluntad de los conductores, de que estas personas se clasifiquen como empleados para que los Teamsters puedan intentar organizarlos”.