Trump lo vuelve hacer distanciándose del cerebro de su “campaña negra”

Stone lideró el uso de información que podría resultar perjudicial para la candidata demócrata Hillary Clinton

Trump lo vuelve hacer distanciándose del cerebro de su “campaña negra”
Roger Stone pagó fianza de 250.000 dólares. La fiscalía lo proceso por apoyo ruso a campaña de Trump
Foto: Getty Images

Como es costumbre el presidente Donald Trump se distanció de los problemas legales de los asesores de su campaña electoral demostrando la falta de lealtad que hace profesar a aquellos que trabajan para él.

De esta forma la Casa Blanca se distanció hoy del excolaborador del presidente de Donald Trump, Roger Stone, y dijo que su detención “no tiene nada que ver” con el gobernante.

“Esto no tiene nada que ver con el presidente, nada que ver con la Casa Blanca”, dijo la portavoz de Trump, Sarah Sanders, en declaraciones a la cadena de televisión CNN.

Stone, uno de los excolaboradores de Trump investigado por la presunta coordinación entre el equipo de campaña del gobernante y el Gobierno ruso para favorecerle en las elecciones de 2016 en detrimento de la candidata demócrata, Hillary Clinton, fue detenido esta madrugada por el FBI en su casa de Fort Lauderdale, en Florida.

El excolaborador de Trump, de 66 años, ha sido acusado por el fiscal especial que investiga el caso, Robert Mueller, de varios cargos, incluido obstrucción a la justicia, prestar declaraciones falsas e intento de manipulación de testigos.

También el abogado del presidente, Rudolph Giuliani, dijo al diario The Washington Post en relación a la detención de Stone que este caso tiene que ver principalmente con declaraciones falsas, y no una conspiración con Rusia que salpique al presidente.

Las declaraciones falsas “no están bien, no deberías hacer eso”, afirmó Giuliani al rotativo, e insistió en que “no hay evidencia de otra cosa que no sean declaraciones falsas”.

“El presidente está a salvo aquí”, afirmó.

La detención se produjo poco antes de las 6.00 de la mañana hora local cuando un grupo de agentes del FBI llegó al domicilio del excolaborador de Trump y se lo llevó tras inspeccionar la vivienda, a la que accedieron después de que el propio excolaborador Stone les abriese la puerta, según informó CNN..

Stone trabajó brevemente como asesor de Trump durante la campaña presidencial, aunque siguió ofreciendo sus servicios de manera informal después de dejarla en 2015.

El pasado 3 de diciembre, Trump alabó en Twitter que Stone anunciara que no iba a testificar en la causa abierta por Mueller.

“‘Nunca testificaré contra Trump’. Esta declaración fue recientemente hecha por Roger Stone, básicamente diciendo que nunca será forzado a inventarse mentiras e historias sobre el ‘presidente Trump’ por un fiscal que va por libre y está fuera de control. ¡(Es) bueno saber que alguna gente aún tiene ‘agallas’!”, escribió entonces el mandatario.

Según The New York Times, Stone es desde hace mucho tiempo colaborador de Trump y ha pasado décadas manejando los hilos de la política para influir en varias campañas electorales estadounidenses.

Por su parte la jueza Lurana S. Snow concedió este viernes la libertad bajo fianza de 250,000 dólares a Stone, detenido por cargos relacionados con la llamada “trama rusa” que investiga el fiscal especial Robert Mueller, adelantaron medios locales.