Tips para trabajar desde casa de manera productiva

Cuando eres tu propio supervisor, imponerte algunas reglas te mantendrán productivo
Tips para trabajar desde casa de manera productiva
Escoger tu zona de trabajo y tu horario tiene sus pros, pero también sus contras.
Foto: Pexels / Pixabay

Vivimos un momento sin precedentes...

La crisis causada por el coronavirus nos ha puesto en pocos días en una situación que nadie podía imaginar. La amenaza a la salud de todos debe ser nuestra primera preocupación. Y después, las consecuencias sociales y económicas que ya están golpeando duramente a nuestra comunidad. Pero nuestro compromiso contigo y con todos nuestros lectores es más firme que nunca. Queremos informarte y ayudarte a tomar decisiones en tu día a día.

Producir este contenido que estás leyendo cuesta dinero.
El dinero que permite que los escritores, editores y demás personal de La Opinión puedan mantener a sus familias.
Nosotros no cerramos nuestro contenido como hacen otros medios, porque queremos que todos puedan leerlo, también aquéllos que no puedan pagar una suscripción.

Pero sí pedimos a quienes puedan colaborar con nosotros que nos ayuden. Sólo toma un minuto y puedes aportar tan poco como $3.5 por mes (Sí, leíste bien SOLO $3.5 por mes). Hará un gran diferencia.

De seguro no hay nada mejor que levantarte de la cama, caminar unos cuantos pasos ¡y ya haber llegado a tu oficina! Esta es sólo una de las muchas ventajas de trabajar desde casa. Sin embargo, al estar sin la supervisión física de un jefe podrías bajar tus niveles de productividad, por lo que sería necesario que te autoimpusieras algunas reglas.

Por eso, a continuación, te compartimos algunos tips que te ayudarán a ser más disciplinado y eficaz.

Vístete para el éxito

Aunque sería un sueño cumplido trabajar todo el día mientras estás en pijama, hacer esto podría afectar tu productividad. El asunto es que, si te vistes para relajarte, tu mente también estará relajada de forma inconsciente. Por eso, lo mejor es alistarte como si fueras a salir y después ir a tu escritorio, tal y como si estuvieras en la oficina.

Cambia de zona de trabajo

Trabajar de forma remota te da la oportunidad de trabajar en cualquier lugar, ya que sólo necesitas tu computadora y una buena conexión a internet. Por eso, aprovecha esta ventaja, sal de tu casa y ve a otros lugares de vez en cuando.

Podías ir a tu cafetería favorita o simplemente salir al porche. Cambiar de paisaje te ayudará a aumentar la creatividad y te mantendrá activo, según aconseja la coach de carrera, Hallie Crawford.

Cualquier lugar pude ser tu oficina, sólo fíjate que no afecte tu productividad.

Establece tus metas del día

Como no tienes al jefe al lado, tú eres el que debe motivarse y a sí mismo para terminar todas las tareas a tiempo. Ante esto, lo ideal es tomarte un momento antes de empezar tu jornada para hacer una lista y establecer las prioridades del día. De esta forma, evitarás quedarte rezagado en tus labores y no estarás haciendo todo a última hora.

Determina el final de tu jornada

Uno de los problemas de trabajar en casa es que tu computadora está siempre cerca de ti, lo que podría hacerte sentir la necesidad de checar tu bandeja de correo constantemente, incluso en la noche.

Debido a esto, es importante que te propongas a ti mismo a qué hora terminarás, para que después cierres la computadora y la metas a tu mochila, o simplemente la coloques en otro lugar que esté fuera de tu vista.

Aunque trabajar desde casa puede ser realmente cómodo, también requiere de mucha disciplina de tu parte, tanto para cumplir con tus tareas, como para no esclavizarte a ellas. Así que planea bien tu jornada para que le saques provecho al empleo a distancia.

También te puede interesar:
5 cosas que NO debes hacer al renunciar al trabajo