Falsa abogada de migración pasará 15 años en prisión

Romina Zadorian estafó a decenas de personas por miles de dólares
Falsa abogada de migración pasará 15 años en prisión
Romina Aida Zadorian supuestamente ejecutó el negocio falso de su casa en Montebello entre septiembre de 2014 y octubre de 2017.
Foto: California Department of Corrections and Rehabilitation

Una mujer de Montebello que estafó a docenas de personas por cientos de miles de dólares a través de su negocio donde ofrecía servicios de inmigración falsos se declaró culpable de seis delitos el pasado viernes y fue condenada a 15 años en prisión.

Romina Aida Zadorian, de 49 años, se declaró culpable de un cargo de robo mayor, dos cargos de extorsión y tres cargos de documentos gubernamentales falsos, según la Fiscalía de Distrito del condado de Los Ángeles. También admitió haber tomado propiedad valorada en más de $500,000 dólares.

Además del tiempo tras las rejas, también se le ordenó a Zadorian pagar más de $667,000 dólares en restitución a 91 víctimas.

Romina Aida Zaldorian cobraba miles de dólares por trámites migratorios que al parecer no hacía. (Suministrada)
Romina Aida Zadorian cobraba miles de dólares por trámites migratorios que al parecer no hacía. (Suministrada)

La mayoría de sus clientes eran hispanos, pero a veces tenía algunos inmigrantes de la India, todos desesperados por arreglar su situación migratoria, indicaron algunas de las personas estafadas.

Zadorian fue arrestada en noviembre de 2017 y acusada inicialmente de 48 delitos graves, pero los fiscales más tarde  agregaron 64 cargos adicionales cuando casi 50 otras víctimas fueron identificadas a través de una línea directa establecida por la Fiscalía del Distrito.

Algunas víctimas dijeron a La Opinión tras su arresto que en ocasiones cobró más de $20,000 dólares por sus servicios fraudulentos.

Muchos temían denunciarla, ya que a los que le reclamaban por el retraso en sus servicios los amenazaba.

Se cree que Zadorian operó de esta manera entre 2003 y 2017, hasta que fue detenida.

Los fiscales dijeron que la acusada operaba un negocio de servicios de inmigración falso en su casa, donde ella prometió falsamente acelerar el procesamiento de visados, tarjetas de residencia permanente y peticiones de ciudadanía.

Zadorian le dijo a sus clientes que trabajaba para el gobierno y que tenía conexiones gubernamentales especiales, según la Fiscalía del Distrito. También se sospecha que le dijo a algunas de las presuntas víctimas que era una abogada.

Los fiscales dijeron que fingió proporcionar servicios presentando formularios de inmigración inaplicables con las autoridades de inmigración y que cobró por esto, pero no proveía los servicios prometidos.