10 cosas bochornosas que pueden pasar en tu cita de San Valentín (y cómo remediarlas)

Pase lo que pase este día, lo importante es dejar una buena impresión
10 cosas bochornosas que pueden pasar en tu cita de San Valentín (y cómo remediarlas)
No todo puedes controlarlo, pero si puedes tomar ciertas decisiones para que tu cita salga bien.
Foto: Suhtterstock

Es Día de San Valentín y por ende, todos los sitios públicos se encuentran llenos; prácticamente encontrar un restaurante en donde se pueda comer a gusto, sin haber hecho reservación parece imposible pues es el día en el que todo mundo anda de cita.

Y justamente centrándonos en el tema de la cita, muchas mujeres y hombres se esfuerzan por dar su mejor versión y tratarán de hacer todo bien con tal de conquistar el corazón del otro. Pero, ¿qué ocurre cuando las cosas no salen conforme las planeamos y se da entonces una situación incómoda?

Sharon Schweitzer, quien es experta en etiqueta y modales, y fundadora de Access to Culture, ofrece estos consejos para algunas de esas situaciones potencialmente incómodas que pueden darse en una cita en San Valentín.

1) Tú eres tradicional y la otra persona es más “moderna”: En el mundo de hoy, esto es perfectamente aceptable. Hace 20 años, esto podría haber llamado la atención, pero en 2019 las mujeres pueden y deben pedir una cita a los hombres.

2. ¿Quién paga la cuenta? El mesero coloca la cuenta en la mesa, hay silencio y los dos se miran. No dejes que esto suceda. Como anfitrión sofisticado, llega temprano y proporciona una tarjeta de crédito, o llama al restaurante con anticipación. Las mujeres en culturas dominadas por los hombres deben hacerlo si extienden la invitación.

3. Encontrarte con tu ex: Esta es una de las situaciones más incómodas posibles, pero puedes manejarlo como un profesional. Tienes dos opciones: 1. Esperar que no te note y no diga nada en absoluto. 2. Cruzar caminos. Aunque es incómodo, hay mucho en juego en este momento, ya que tu cita verá de lo que realmente estás hecho. Sé cortés, sin importar lo que piense de la persona. Di hola. Pregunta cómo está. Despídete diciendo: “Fue agradable verte. Realmente debemos irnos. Que tengas una buena noche”.

4. Tu cita tiene comida entre los dientes: Están cenando y te das cuenta de que tu pareja tiene un gran trozo de espinaca pegada entre los dientes. ¿Dices algo o lo dejas ir? Es mejor decir algo bien porque si saca el espejo para volver a aplicar el lápiz de labios y ve la espinaca, al principio se sentirá avergonzada y luego se disgustará porque no le dijiste nada. Diga algo como: “Esta comida es muy buena, pero las espinacas se atascan entre mis dientes. Ah, por cierto, hay una pieza muy pequeña entre los tuyos. Por cierto, tienes dientes bonitos. ¿Cómo le haces para tenerlos tan blancos? ”

5. Te olvidas momentáneamente de tus modales: Sucede. Saliste a una cita y eructas, hablas con la boca llena, masticas con la boca abierta o pones demasiada agua en la boca y sale volando. Acepta el error y discúlpate antes de que tu cita diga algo. Cuando te responsabilizas, dices mucho sobre el tipo de persona que realmente eres.

6. Ríete de esas cosas que no puedes controlar: Tal vez derramaste tu sopa sobre tu camisa Polo. Tal vez te golpeaste con una puerta de cristal. Quizás el comediante en el show te llevó al escenario y se burló un poco de ti. No dejes que estas situaciones incómodas se lleven lo mejor de ti. Tu comportamiento y cómo lo manejas dicen mucho de ti.

7. Conversaciones incómodas: No le preguntes a tu cita de San Valentín cuántos hijos quiere tener o cuánto dinero gana. Mantente alejado de las conversaciones sobre sexo, política y religión. Hablen de temas más ligeros como libros, comida, películas, pasatiempos y deportes. Haz preguntas que te ayuden a conocer mejor tu fecha.

8. Cuidado con el alcohol: Una copa de vino o un cóctel con la cena es perfectamente aceptable; sin embargo, no bebas hasta embrutecerte. El alcohol puede calmar esas inquietudes nocturnas, pero si tienes que pedir un taxi o comenzar a bailar en las mesas, no impresionarás a nadie.

9. Estar todo el tiempo con el celular: Tu cita te llevará unas cuantas horas, así que aprovéchala  al máximo. Evita sacar tu teléfono y enviar mensajes de texto a tus amigos o navegar por la web. Si todo salió mal y no resultó tu cita como lo esperabas, simplemente puedes decir algo como: “Me disculpo. Necesito irme pronto ya que tengo una gran presentación en el trabajo mañana por la mañana”.

10: El buen aliento es un buen beso: Si decides ir para un beso de las buenas noches, asegúrate de tener una menta a la mano para borrar el recuerdo del pan de ajo que comiste en la cena.