Tiene tres hijos estadounidenses y proceso para “green card”, pero podría ser deportada

La hondureña Jessica Elizabeth Lemus tampoco podría regresar legalmente a Estados Unidos
Tiene tres hijos estadounidenses y proceso para “green card”, pero podría ser deportada
En una carta, ICE ordeno la deportación de Lemus para el próximo 20 de marzo.
Foto: ice.gov

En el año 2000, Jessica Elizabeth Lemus y su hermana -ambas hondureñas sin documentos- fueron detenidas en la frontera con México. En estos casi 20 años, Jessica ha pasado por diferentes estatus migratorios, se ha casado y ha tenidos tres hijos estadounidenses. Sin embargo, a pesar de que las razones que la vinculan al país son evidente, todo apunta a que el próximo 20 de marzo tendrá que salir del país y no podrá regresar legalmente.

En una entrevista con Univision, Lemus dijo que solo tiene que “esperar a que haya un cupo” para solicitar su visa (green card) pero el Departamento de Estado está ahora tramitando las visas de 2012 y la suya está fechada para 2016. La única posibiliad para quedarse en el país sería que el gobierno de Trump suspenda su deportación y le otorgue la residencia legal.

En 2002, tanto a Lemus como a su hermana les negaron el asilo y ordenaron su deportación. Sin embargo, la hondureña se quedó en el país y, más tarde, se casó y tuvo dos hijos.

Fue en 2015 cuando, gracias al programa DAPA de Obama, le concedieron un stay of removal (perdón administrativo provisional de deportación) y un permiso de trabajo.Cada año iba a la oficina de ICE para renovarlo, pero todo eso ya no existe porque este gobierno lo canceló” -lamentó Lemus en su conversación con Univision.

El padre de Jessica Elizabeth Lemus, residente legal permanente, envió en 2016 el Formulario I-130 para ajustar el estado migratorio de su hija. Le aprobaron la solicitud pero, como ella misma asegura, “faltan tres años en el boletín (de visas) para que […] pueda ir a buscar mi residencia”.

No obstante, ICE ha ordenado su deportación para este 20 de marzo y, por tanto, Lemus no estará ya en el país cuando haya una resolución. Además, aún teniendo disponible un cupo de green card, Lemus tendría que gestionar un permiso para volver a ingresar al país y realizar otros trámites consulares en su país de origen.

Durante el gobierno de Obama, en casos como el de Lemus solo se negaba la green card y se ordenaba deportar a personas con antecedente penales. Sin embargo, esta no es la situación de la hondureña que, además, tiene una demostrable necesidad de quedarse en el país.