Crisis en Venezuela: Nicolás Maduro pide la renuncia a todos sus ministros

La vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, reveló los nuevos planes de Maduro
Crisis en Venezuela: Nicolás Maduro pide la renuncia a todos sus ministros
Nicolás Maduro se resiste a salir del poder
Foto: EFE

En medio de la severa crisis que sacude Venezuela, el presidente Nicolás Maduro solicitó la renuncia a todos sus ministros para llevar a cabo una “reestructuración profunda” de su gobierno, según informó este domingo la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez.

“El Pdte @NicolasMaduro ha solicitado a todo el Gabinete Ejecutivo poner sus cargos a la orden a los efectos de una reestructuración profunda de los métodos y funcionamiento del gobierno bolivariano para blindar la Patria de Bolívar y Chávez ante cualquier amenaza!”, dijo Rodríguez en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Maduro había anticipado que realizaría cambios en el Ejecutivo.

“Muy pronto anunciaré nuevos y poderosos cambios en los métodos de gobierno“, dijo el viernes durante una reunión preparatoria de unos ejercicios militares, según reseñó Prensa Latina.

El anuncio de los cambios en el gobierno de Maduro ocurre en medio de una grave situación política en la que su legitimidad en el poder está siendo cuestionada, al tiempo que los problemas de la economía y de los servicios públicos en el país se han agravado.

Choque de poderes

El más reciente episodio de la crisis política venezolana se inició cuando el pasado 10 de enero Maduro se juramentó para un segundo periodo presidencial (hasta 2025).

El inicio del segundo mandato de Maduro ha estado envuelto en la polémica.
Getty Images
El inicio del segundo mandato de Maduro ha estado envuelto en la polémica.

Ese nuevo mandato es fruto de unas elecciones realizadas en mayo de 2018 y que fueron consideradas como fraudulentas por varios países incluyendo Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.

El 23 de enero, la situación dio un nuevo giro cuando el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN), el diputado Juan Guaidó, decidió juramentarse como “presidente encargado” de la República para encabezar un gobierno de transición que convoque elecciones libres, alegando que el Poder Ejecutivo estaba siendo usurpado.

Maduro acusó al presidente de la AN de liderar un intento de golpe de Estado, con el apoyo de Washington.


En busca de los más fieles

Análisis de Guillermo D. Olmo, corresponsal de BBC News Mundo en Venezuela

Después de haber perdido la iniciativa política cuando la súbita aparición de Juan Guaidó reactivó a una oposición languideciente, Maduro reacciona ahora con una remodelación de su gobierno.

Es su primer anuncio significativo después del frustrado intento de Guaidó de introducir “ayuda humanitaria” en Venezuela, un episodio que desinfló las expectativas de quienes creerían que tomaría el poder en pocas semanas con apoyo de Estados Unidos.

Frenado el impulso opositor, al menos por ahora, Maduro anuncia un movimiento que será difícil de interpretar hasta que no se conozca quién entra y quién sale de su gabinete.

Lo que cabe aventurar es que, acosado internacionalmente y con la diplomacia estadounidense redoblando sus esfuerzos para que la cúpula militar le dé definitivamente la espalda, Maduro querrá rodearse solo de aquellos de cuya lealtad no duda.

No por casualidad Delcy Rodríguez habla de que se trata de “blindar” al país.

Para resistir un asedio se necesita a los más fieles.

La pregunta es cuántos de esos quedan.


Guaidó ha recibido el reconocimiento de medio centenar de gobiernos, incluyendo a la mayor parte de los latinoamericanos, mientras que Maduro ha gozado del respaldo de Rusia, China, Irán, Turquía, Cuba y Bolivia, entre otros.

Desde entonces, Washington impuso duras sanciones en contra de la petrolera estatal venezolana Pdvsa para reducir los ingresos del gobierno de Maduro.

Al mismo tiempo, la crisis venezolana ha sido tema de debate en el Consejo de Seguridad de la ONU y han surgido iniciativas, como el Grupo Internacional de Contacto -conformado por países europeos y latinoamericanos- que buscan una salida pacífica y electoral a la situación.

Juan Guaidó.
Getty Images
El opositor Juan Guaidó ha prometido encabezar un gobierno de transición.

Venezuela sufre desde hace varios años una grave crisis económica, caracterizada por una situación de hiperinflación y una situación de desabastecimiento de alimentos y medicinas esenciales.

A esto hay que añadir que el pasado 7 de marzo se registró una falla eléctrica que afectó durante a casi la totalidad del país y que en algunas zonas se extendió hasta por más de 4 días continuos.

Entonces, Maduro aseguró que se trató de un sabotaje a la red que incluía ataques cibernéticos, electromagnéticos así como explosiones deliberadas.

La oposición, por su parte, afirmó que el suceso era la consecuencia de años de desinversión y de falta de mantenimiento en el sistema eléctrico venezolano, así como del robo de miles de millones de dólares de fondos públicos que debieron haber sido destinados a ese sector.