Descubre la dieta del colon irritable y los alimentos que te benefician

Evita la distensión abdominal a través del consumo de estos alimentos

Descubre la dieta del colon irritable y los alimentos que te benefician
Foto: shutterstock

El colon irritable es una afección, conocida teóricamente como Síndrome del Intestino Irritable (SII), que produce estiramiento violento del tejido abdominal y alteración en el ritmo intestinal: diarrea, estreñimiento, y también causa hinchazón y dolor abdominal recurrente.

¿En qué consiste?

Para comenzar un tratamiento curativo, debes mejorar tu alimentación. No existe una dieta exacta para mantener el colon estable, pero sí hay ciertos alimentos que puedes combinar muy bien:

Arroz con atún enlatado y verduras frescas

shutterstock_215026708
Fuente: Shutterstock

Primero, debes sustituir el arroz blanco por el arroz integral. Los pescados que puedes ingerir deben estar libres de mercurio: camarones, salmón, atún, pez gato. En cuanto a las verduras, deberían ser orgánicas.

Arroz con pechuga de pollo (o pavo) y ensalada de verduras orgánicas

La pechuga de pollo o de pavo son fuente principal de proteína, y son más fáciles de digerir en este tipo de situaciones.

Tomar leche de coco o té verde

shutterstock_665979964
Fuente: Shutterstock

Debes evitar, a toda costa, la leche de vaca, porque es un detonante para el colon irritable. También puedes tomar leche de arroz, de girasol o de cáñamo.

En cuanto al té verde, mejorará tu estómago al evitar las bebidas gaseosas o las que incluyen alcohol.

Por otra parte, recomendar las frutas es delicado porque la fructosa que contienen puede ser intolerante para ciertos pacientes.

También puede pasar con las legumbres. Ciertamente, debes utilizar un diario de alimentos para seleccionar los que mejoran tus estado de salud, y los que la empeoran.

Beneficios

Renovar tu calidad alimenticia te ayudará a disminuir los síntomas del colon irritable, y a mejorar la distensión intestinal.

Pero, como ya es sabido, el tratamiento no es igual para todos los que sufren de colon irritable, ya que cierto componente de un alimento puede afectarte a ti, y a otra persona no.

Por último, te recomendamos, además, evitar el sedentarismo: aplica una rutina de ejercicios a tus actividades diarias.

Reduce la abundancia de tus comidas, y evita: lácteos, chocolate, cafeína, alcohol o alimentos ricos en fibra insoluble (pan, frutos secos o galletas).