Poder a los mexicanos para denunciar la corrupción

La reserva de la información se ha utilizado como estrategia contra la verdad
Poder a los mexicanos para denunciar la corrupción
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador detectó que entre más leyes y mecanismos contra la corrupción se han implementado en México, los niveles de ésta fueron en aumento y, por tanto, concluyó que lo que hace falta es voluntad política.

Para revertir esta carencia, ideó el Programa Anticorrupción y Gobierno Abierto, que presentó el martes, y hace de la ciudadanía una pieza clave para denunciar cualquier práctica relacionada a este delito.

“Vamos a tener un mecanismo de denuncia para que la gente, desde dentro de la misma secretaría y los ciudadanos de afuera realmente denuncien”, advirtió Bertha Luján, secretaria el Trabajo que forma parte del Comité de Transparencia que apoyará al combate a la corrupción.

Una práctica común dentro de la burocracia del gobierno mexicano es el encubrimiento, sea por conveniencia o por miedo a perder el empleo. Otra actitud es negar información con el argumento de que se trata de asuntos “de seguridad nacional”. Luján dijo, en conferencia de prensa que, en adelante, el comité evaluará si, efectivamente, la información que se solicita tiene esa categoría o no.

“Desafortunadamente en el gobierno nos dimos cuenta de que la reserva de información se ha utilizado como estrategia para la corrupción”, advirtió.

El Programa Anticorrupción gira en 11 temáticas, de las cuales, el 70% son de prevención e incluye: control interno, cultura de integridad, cero tolerancia y cultura de integridad, eliminar la opacidad, protección de datos personales, transparencia y rendición de cuentas, la denuncia ciudadana y promoción de la cultura de la integridad.

“Tenemos que asumir que el problema mayor de México es la corrupción”, advirtió Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Publica y PT.

De acuerdo con diversos índices de mediciones del delito, hoy México se encuentra entre los lugares de mayor corrupción. En 2000, nuestro país estaba en el 53, seis años después en el 70. Para el 2012, en el 100 y actualmente se encuentra en el 138, de entre 175 países analizados.

“El gobierno de México ha sido parte de un binomino o trinomio que, si no somos capaces de combatirlo, no habrá inseguridad: corrupción, impunidad e inseguridad. Pongan los dos primeros en el orden que quieran, pero si logramos combatirlos podremos acabar con los problemas que el el problema de la inseguridad”, advirtió.

Previo a la presentación del programa, David Colmenares, titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), advirtió que mientras auditorías superiores de los estados estén ligadas políticamente a los gobernadores “no podemos ser realmente efectivos en la lucha contra la corrupción”, dijo y dejó en la mesa un asunto pendiente por legislar.