¿Cerrar la cárcel de migrantes más grande del país o aumentar su capacidad?

El centro de detención de inmigrantes de Adelanto (California) tiene su futuro en entredicho
¿Cerrar la cárcel de migrantes más grande del país o aumentar su capacidad?
La prisión de migrantes de Adelando es la de mayor capacidad del país.
Foto: Archivo/La Opinión

Desde que la ciudad de Adelanto (California) rescindió este miércoles el contrato con la compañía privada (GEO) que maneja el centro de detención de la ciudad, las autoridades migratorias (ICE) y locales están valorando qué hacer con las instalaciones de la prisión. Las opciones son amplias: cerrarlo, continuar con él o aumentar su capacidad.

La decisión de la ciudad de cortar con GEO se dio después la empresa fuera acusada el pasado octubre de “trato cruel” a los detenidos, encerrados a la espera de que se resuelva su estatus migratorio y no por haber cometido un delito. Recientemente, algunos de ellos han hecho incluso una huelga de hambre para visibilizar su situación.

La agencia federal -según afirma Daily News- dijo este jueves que la pelota está sobre el tejado de las autoridades locales, que tienen un plazo de hasta 90 días para hacer efectiva su decisión. Las opciones van desde usar el centro de detención de Adelanto “mientras haya un contrato vigente” hasta dejar en libertad o trasladar a los migrantes detenidos.

Por otro lado, aunque los oficiales del centro de detención no se han pronunciado sobre si se ampliará el número de camas, la concejala Stevevonna Evans ha dicho que la ampliación es una posibilidad. “El centro no se va a cerrar” -recalcó Evans a LA Daily News. Actualmente el centro -con casi 2,000 camas- es el de mayor capacidad del país.

La ciudad de Adelanto ha sido la segunda en decidir esta semana que no quiere continuar con el negocio de detener a inmigrantes, a pesar de que se estima que GEO genera alrededor de 1 millón de dólares al año.

Liz Martínez, de la organización ‘Libertad para inmigrantes’, compara la situación con la del centro de detención de Mesa Verde. A principios de este 2019, ICE también planeaba cerrar esta otra instalación federal operada por GEO en California pero, finalmente, la agencia federal alegó una “inusual e imperiosa urgencia” para renovar el contrato por otro años más.