Restauran los primeros dos 1967 Pontiac Firebirds en ser fabricados en Estados Unidos

Los autos le costaron $70,000 y se revendieron (restaurados) en $650,000
Restauran los primeros dos 1967 Pontiac Firebirds en ser fabricados en Estados Unidos
Fueron dos restauraciones muy radicales y de alto riesgo para el equipo
Foto: Gas Monkey Garage

Si eres un amante de los autos clásicos y los barnfinds, probablemente has visto alguno de esos programas que se dedican a su restauración, como Fast N’ Loud, de Discovery.

Con 12 temporadas actualmente siendo televisadas en varios medios de televisión –incluso en español–, Fast n’ Loud es el reality show de reparación de autos más popular de todos, por su cómico equipo de trabajo, transformaciones de autos, celebridades invitadas y transformaciones mecánicas que están fuera de este mundo.

Sin embargo, el programa también se destaca de entre todos por su acercamiento con los vehículos más raros en Estados Unidos, como aquella vez que los mecánicos de este programa, cuyo taller se llama “Gas Monkey Garage”, restauraron los primeros dos Pontiac Firebird en ser fabricados (los números de serie o VIN number 1 y 2).

El Pontiac Firebird es un auto americano fabricado por la marca Pontiac de 1967 hasta el 2002. Éste auto fue creado con el propósito de competir con el Ford Mustang, y su lanzamiento fue anunciado en 1967, el mismo año que se lanzó el Chevrolet Camaro.

La primera generación del icónico auto era reconocida por su diseño estilo “botella” de refresco, Coca-Cola para ser más específico, y se ofrecía en versión convertible también.

El programa de televisión supuestamente logró comprar los primeros dos autos de esta generación y los restauró completamente (motor, interior y pintura original) en 60 días (si no lograban hacerlo antes de ese periodo, tendrían que pagar una multa de $10,.000 por día, de acuerdo con el trato), para luego cederlos a un museo en Colorado donde ahora están siendo exhibidos.

En el proceso de restauración, los mecánicos se enfrentan con varios problemas, con énfasis en reconstruir el motor.

Los autos le costaron al dueño del taller $70,000 y se revendieron (restaurados) en $650,000, según la revista Old Cars Weekly.

Aquí te compartimos el video de las increíble transformación.

Te puede interesar: