Autos usados que son y serán siempre un mal negocio

Si quieres adquirir un auto usado debes considerar el modelo y año de fabricación
Autos usados que son y serán siempre un mal negocio
Ram 1500 / Foto: Shutterstock
Foto: shutterstock

Los autos usados son una buena opción debido a sus bajos costos. Pero también se pueden convertir en un mal negocio por varios factores, como algún desperfecto en el motor, fuga de gasolina o problemas en el sistema eléctrico.

Aquí hablaremos de algunos modelos que valdría la pena comprarlos nuevos, o si se está buscando un usado, sería preferible considerar otra opción de acuerdo a la web especializada, motorbiscuit.com. ¡Veamos!

Ram 1500

Estas camionetas se vendieron muy bien durante casi una década. Sin embargo, los últimos modelos, sobre todo los lanzados durante el 2014 al 2016 no tuvieron tanto éxito.

Debido a que esta versión presentaba problemas en los componentes del motor y el sistema, un auto usado puede que venga con múltiples reparaciones.

Audi Q7 2015

audi Q7
Audi

Este es otro auto que también marcó la pauta y estuvo entre los mejores. Sin embargo, el modelo lanzado en 2015 dejó mucho qué desear, ya que presentó fallas en su sistema de frenos, en el de audio y en la integridad de su carrocería. Por eso, si piensas comprar un Audi Q7 usado, procura que sea un modelo más avanzado o anterior a este.

Chrysler PT Cruiser

Este modelo fue lanzado durante tres años, del 2006 al 2008, y la verdad, nunca fue una buena inversión debido a potenciales fallas y características poco atractivas. Si estás buscando un buen auto usado, no lo consideres como una opción, pues te generará más gastos, y te saldrá más costoso.

Pontiac Torrent

Según muchos reportes de consumidores, los modelos lanzados del  2006 al 2009 son los peores, así que no sería una buena inversión. Si no quieres pasar la mayor parte del tiempo en el taller mecánico que en la carretera, entonces evita comprar este vehículo, aunque te lo ofrezcan como una ganga.

Si quieres comprar un auto usado de buena calidad, asesórate bien, compara modelos y precios, y sobre todo, revisa el estado del vehículo con un mecánico de confianza.

Si bien los autos usados suelen presentar algunas fallas, procura que estas no sean tan graves que después terminen costándote más de lo que invertiste en la compra del vehículo.