Por qué todos los estados debieran garantizar el acceso a una licencia de conducir, sin importar la documentación de sus residentes

Hace más de 20 años se otorgaron las primera licencias de conducir a inmigrantes indocumentados, y los resultados han sido excepcionales
Por qué todos los estados debieran garantizar el acceso a una licencia de conducir, sin importar la documentación de sus residentes
¿Qué estado será el número 13 en ceder licencias de conducir a inmigrantes indocumentados?
Foto: Getty Images

Las licencias para inmigrantes indocumentados no son algo nuevo, de hecho, el privilegio de recibir  una licencia de manejar sin la necesidad de comprobar la estancia legal en los Estados Unidos fue otorgado por primera vez a inmigrantes sin papeles en 1993, y hoy en día un inmigrante indocumentado puede obtener una licencia de manejo en 12 estados del país, además del distrito de Columbia.

Washington fue el primer estado en permitir que inmigrantes indocumentados recibieran licencias de manejo, en 1993; seguido por Nuevo México y Utah, en el 2003 y 2005, respectivamente; luego por Illinois en el 2013; Colorado, Maryland, Nevada, Vermont y el Distrito de Columbia aprobaron iniciativas similares en el 2014; y, por último, les siguió California, Connecticut, Delaware y Hawaii en los pasados cuatro años.

Y es gracias a que estos estados lograron pasar legislaciones en favor de las licencias a indocumentados, que hoy en día podemos decir que el otorgar una licencia de manejo a un inmigrante sin residencia legal mejora la seguridad en carreteras e impulsa la economía estatal.

“Las razones clave para la emisión de privilegios de conducir a la población indocumentada son una mayor seguridad pública e un impacto económico positivo”, explica un estudio realizado por la facultad de leyes en Roger Williams University, el cual agrega que las razones detrás de las iniciativas legales dependen de varios factores, como económicos, preventivos y de seguridad.

Por otra parte, el Catholic Legal Immigration Network argumenta que las licencias para indocumentados, las cuales no proveen un estatus legal de ninguna manera, “mejoran la seguridad pública en nuestras carreteras, hacen que nuestras comunidades sean más seguras, beneficia a la economía, fortalece a las familias y es consistente con la enseñanza social católica”.

Estos son 5 motivos por los cuales la organización está a favor de las licencias de manejo a indocumentados.

  • Mejora la seguridad pública en nuestras carreteras.
  • Hace que nuestras comunidades sean más seguras.
  • Beneficia a la economía.
  • Fortalece a las familias.
  • Es consistente con la enseñanza social católica.

Actualmente, existen esfuerzos por parte de varios grupos y legisladores para convertir a Nueva York en el estado número 13 en ceder licencias a residentes no autorizados, incluso el gobernador de ese estado, , ha mostrado su apoyo por la iniciativa. Oregon, por otra parte, considera también otorgar licencias a sus residentes sin seguro social, pese a que el el 2013 los residentes legales votaron en contra de esta iniciativa.

Te puede interesar: