Acusan a mexicano y a sus tres hijos en California de tráfico de personas por la frontera sur

La organización se dedicaba al tráfico de personas desde Tijuana para obtener ganancias económicas
Acusan a mexicano y a sus tres hijos en California de tráfico de personas por la frontera sur
Por cada migrante que introducían a EEUU la organización cobraba entre 7,000 y 8,500 dólares, según la acusación.
Foto: GUILLERMO ARIAS/AFP/Getty Images

Un padre, que reside en Tijuana, México, y tres de su hijos que viven en California fueron imputados este viernes por dirigir una organización dedicada al tráfico de personas por la frontera sur de Estados Unidos.

Según informó la Fiscalía del distrito sur de California, Luis Antonio Méndez Brahan, aún prófugo de la justicia estadounidense, y sus tres hijos adultos, Christopher Méndez, Wendy Monserrath Méndez y Nancy Jacqueline, éstos bajos custodia de las autoridades, enfrentan cargos por, entre otros, tráfico de personas extranjeras para ganancia económica.

El padre, que enfrenta cinco cargos adicionales, se ha dedicado al tráfico de personas indocumentadas durante diez años, en los cuales introdujo cientos de personas a Estados Unidos, según la fiscalía federal de San Diego.

Por cada migrante que introducían a Estados Unidos la organización cobraba entre 7,000 y 8,500 dólares, según la acusación.

Méndez Brahan, de 55 años, es buscado por las autoridades, mientras que sus tres hijos fueron detenidos en sus residencias ubicadas en las localidades californianas de Wasco y Madera.

Los acusados utilizaban servicios de envío de dinero para enviar efectivo de Estados Unidos a México, en depósitos hechos por familiares.

Las autoridades informaron que agentes de la Patrulla Fronteriza detectaron cómo los hijos del presunto líder cobraban el dinero en establecimientos en Tijuana para luego entregarle el efectivo a su padre.

Los tres acusados comparecieron hoy en una corte federal, en donde le fueron presentados formalmente de los cargos en su contra, por los que podrían recibir hasta cinco años de cárcel si son hallados culpables.