‘El arte es el ingrediente para enfrentar las penas’

La exhibición gratuita ‘WE RISE’ busca concientizar sobre la salud mental; la galería estará abierta hasta el lunes 27 de mayo
‘El arte es el ingrediente para enfrentar las penas’
El artista Fabián Debora muestra su obra Kick the can. (Aurelia Ventura/ La Opinión)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Una galería única en su estilo, y con más de 200 piezas de arte en exhibición, intenta cambiar la dinámica del tema de la salud mental.

Por segundo año consecutivo el Departamento de Salud del condado de Los Ángeles, con el apoyo del Acta de Servicios de Salud Mental, reunieron el trabajo de decenas de artistas en la galería “WE RISE”, que estará abierta hasta el lunes 27 de mayo en el centro de Los Ángeles.

El lugar muestra diversas emociones causados por distintas experiencias de la vida. También hay talleres disponibles que incluyen conversaciones y otras actividades.

Una de estas piezas es la pintura hecha a lápiz Kick the can (Pateando el bote) del artista Fabián Debora, que muestra sueños postergados por quienes crecieron en los proyectos de vivienda Pico Aliso en Boyle Heights en los 70s.

“Es el reflejo de muchos jovencitos que jugábamos para sostener nuestra inocencia; policías y ladrones, las escondidas, canicas, patear el bote. Irónicamente estos juegos se convirtieron en realidad para muchos”, contó Debora.

Al señalar los sobrenombres que aparecen en la pintura, Debora dijo que desafortunadamente son aquellos amigos de la niñez quienes eventualmente se convirtieron en pandilleros y por diversos motivos de la vida murieron.

Otra pintura en exhibición es Borderlands de la artista Kristy Sandoval, quien contó que ésta es una réplica de un mural que pintó en Pacoima, su lugar de nacimiento.

“Las palabras son del libro de Gloria Anzaldúa y explican que si cambias por dentro el mundo cambia alrededor, es como al cuidarse uno mismo, enfrentando los problemas de la niñez y así al sanarse uno también sanan los familiares alrededor de nosotros”, explicó.

Sandoval decidió tocar el tema de la salud mental en su pieza porque como primera generación de americanos en su familia enfrentó barreras como muralista.
“Trabajando con muchos hombres aprendí a ser fuerte con mi arte y con mis palabras para no permitir que me hagan a un lado”, dijo. “Esto es algo que trato de enseñarle también a mi mamá y a mi hija de 7 años”.

La pintura lo salvó

Debora, de 40 años, contó que fue en gran parte gracias a la pintura que logró dejar un mundo de drogas y pandillas.

El hombre, de raíces mexicanas, creció en los proyectos Pico Aliso —que ya no existen pero que estaban plagados de pandillas y drogas, indicó.

Agregó que su vida personal iba en picada, así que se refugió en ese camino incierto. No obstante, no dejaba su pasión por la pintura y siempre lograba encontrar un momento para pintar. Dice que era una forma de expresar sus sentimientos, contó.

Al paso de los años tuvo cinco hijos, pero su adicción a las drogas continuaba y su salud mental empeoraba.

“Llegó el momento en que me quise quitar la vida porque mi mente me decía que la única forma de ayudar a mis hijos era desapareciendo”, recordó Debora.

Y fue así, que corrió hacia la Autopista 5, en Boyle Heights con esperanzas de que algún auto lo atropellara. Un camión lo aventó hacia la división central pero afortunadamente recuperó el sentido de inmediato. “Ahí fue como algo divino y nuevamente recuperé la fe. Pensé en mis hijos y decidí empezar mi recuperación a las drogas”.

Enfrentar la salud mental

Tras ese incidente, Debora decidió hablar abiertamente de los problemas que le asechaban desde su niñez: el abandono, el rechazo, la inestabilidad, la desesperanza hacia su futuro y la violencia de su padre hacia su madre.

Decidió liberarse de las pandillas, las drogas y regresó a la universidad donde obtuvo un título de consejero de alcohol y drogasy trabajó con la organización Homeboy Industries para asesorar a otros jóvenes.

No obstante, no olvidaba su pasión por el arte ya que para él esta fue una de las salidas para evitar recaer.

“El arte es el ingrediente para enfrentar mis penas… Quiero usar el arte para preservar nuestra historia y cultura”, reconoció el artista, quien ahora es director de Somos LA Arte Homeboy Academy.

Estudios avalan la idea de Debora ya que el arte es una excelente manera de expresar las emociones y es un tipo de medicina para los problemas de salud mental, reconoció el psicoterapeuta Luis Orozco del Departamento de Salud Mental del condado angelino.

“La salud mental afecta a todas las personas. Una de cada cinco personas en Estados Unidos sufre de algún tipo de trastorno”, explicó. “Estudio tras estudio ha demostrado que el arte es muy beneficioso para la salud mental”.

El psicoterapeuta explicó que una alteración genética y problemas sociales, como alcohol, drogas, violencia doméstica, pobreza y otros, pueden afectar la salud mental. “Muchos son tratables siempre y cuando se use el tratamiento adecuado”, recalcó Orozco.

Galería de 10 días

La galería WE RISE es una experiencia gratuita de 10 días que muestra obras de arte de diversos artistas para una comunidad diversa.

Mediante el proyecto, se busca que las personas encuentren nuevos propósitos y compromisos; además de animar a individuos y familias a encontrar ayuda y poder abordar la necesidad de intervención temprana, tratamiento y el bienestar mental.

La galería se ubica en la 1262 Palmetto StLos Angeles, CA 90013. Para más información visita: werise.la/

Si sufres de trastornos de salud mental y necesitas asistencia, llama a la línea de ayuda Access Center del condado de Los Ángeles al 1(800) 854-7771. Se habla español y está disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana.