Consulados y Liga Antidifamación llaman a mexicanos en EEUU a denunciar crímenes de odio

Activistas aseguran que los delitos van en aumento
Consulados y Liga Antidifamación llaman a mexicanos en EEUU a denunciar crímenes de odio
Cientos de personas acuden a realizar trámites a los consulados de México en el mundo. / Foto: Aurelia Ventura
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

MEXICO – Durante todo el año 2018, los consulados de México en Estados Unidos sólo se enteraron que hubo ocho casos de mexicanos víctimas de crímenes de odio y, en 2017, la cifra fue similar a pesar de que organizaciones civiles y el gobierno estadounidense, reconoce un incremento de ataques por razones de raza y estatus legal, principalmente.

“Estamos seguros de que hay una cifra negra que revelaría mucho más del problema y por ahí vamos a comenzar”, advirtió Mónica Bauer, directora de asuntos hispanos de la Liga Antidifamación (ADL) con sede en Estados Unidos. “Si alguien cree que fue agredido puede ir a la policía y si no quiere debe tener la confianza de ir al consulado”.

La ADL fue fundada en 1913 con el fin de reportar, visibliizar y combatir los crímenes de odio y la difamación contra la comunidad judía que logró con éxito matizar o frenar el problema, a veces a golpe de demandas legales; otras, a través de campañas para revertir la imagen negativa.

Para aprovechar esta experiencia y con miras a lograr objetivos similares, la Secretaría de Relaciones Exteriores y ADL firmaron un Memorándum de Entendimiento en Materia de Asistencia Consular a Personas Mexicanas Víctimas de Crímenes de Odio que se dio a conocer este miércoles e incluye la campaña  #DenunciaElOdio.

ADL con sede en 24 ciudades de EEUU, capacitó desde diciembre pasado a 300 funcionarios en 20 consulados que se suman a 1,800 entrenados previamente (junto con líderes comunitarios) para comprender y determinar cuándo se trata de una agresión o un crimen de odio.

“Queremos catalogarlos bien. No es lo mismo un insulto a una agresión física que pueda llevar a la muerte. Ahora, tenemos a personal capacitado y vamos a realizar consultas con la ADL para tomara acciones. Para los casos graves la cancillería tiene recursos para atenderlos”, detalló Julián Escutia, director de Protección y Servicios Consulares.

De acuerdo con el Buró Federal de Investigaciones (FBI),  en los últimos años, los crímenes de odio –– que incluyen agresiones físicas, amenazas reales y vandalismo  por razones raza, nacionalidad, género y discapacidad–– incrementaron un17% y, particularmente con la comunidad latina, el 24%.

“Esto es muy crítico. Tenemos que ser más activos para denunciar y que los líderes políticos tomen responsabilidad del lenguaje que usan”, comentó la vicepresidenta de ADL, Sharon Nazarian, quien viajó a México para la firma del memorándum.

Como ejemplos de esta campañas de difamación contra la comunidad latina, migrante y mexicana, ADL detalla que hay promoción que hacen énfasis en teorías conspiracionistas sobre una supuesta “Reconquista de Aztlán” como si los mexicanos quisieran tomar  territorio del sur de EEUU de vuelta a los Tratados de Guadalupe, tras la guerra de 1847.

Otra estrategia es poner el foco en información incompleta sobre los trabajos y beneficios sociales que toman los migrantes, aparentemente sin aportar impuestos cuando en realidad el sistema fiscal toma su dinero, independientemente de su estatus migratorio además de que muchos de ellos crean sus propios negocios.

Los datos estadísticos oficiales revelan que los estados donde más se comenten los crímenes de odio son seis: California, New York, Ohio, Michigan, Massachusetts y Washington. Sin embargo, el criminólogo Brian Levin considera que el dato deriva de los lugares donde más se denuncia.

“Esto no es una lucha nada más de los mexicanos sino de todos”, advirtió Nazarian.