California demandó a Purdue Pharma por su rol en la crisis de opioides

Solo en 2017 hubo 2,196 muertes por sobredosis relacionadas con opioides en California
California demandó a Purdue Pharma por su rol en la crisis de opioides
Pastillas de OxyContin.
Foto: McCollester/Getty Images

California demandó hoy a la empresa Purdue Pharma por prácticas ilegales de publicidad engañosa, venta y distribución la droga OxyContin. la demanda alega que el fármaco contribuyó al desarrollo de una de las crisis más grandes de salud pública de los últimos años: la crisis de opioides, la cual ha llevado a la muerte a miles de personas por sobredosis.

La demanda además alega que Purdue “engañó a los profesionales de la salud y pacientes sobre la naturaleza adictiva de los opioides y su potencial de abuso y desviación” según el comunicado oficial presentado hoy por la oficina del fiscal General de California, Xavier Becerra.

La querella, que también responsabiliza directamente al millonario expresidente de la compañía Richard Sackler, alega que la estrategia de ventas de Purdue Pharma ha violado las leyes de protección al consumidor de California, entre otras.

“La crisis de los opioides está devastando nuestras comunidades y matando a nuestros seres queridos. Purdue Pharma y el Dr. Sackler iniciaron el incendio y luego vertieron gasolina en la crisis de los opioides con prácticas que eran irresponsables, inconscientes e ilegales ”, dijo el Fiscal General Becerra. “La comercialización y venta deliberada y engañosa de Purdue de estos medicamentos sacrificó el bienestar de los californianos por miles de millones de dólares en ganancias y alimentó una crisis nacional de salud pública sin precedentes”.

De acuerdo con el comunicado “Purdue introdujo falsamente OxyContin en el mercado como un tratamiento seguro y eficaz para el dolor crónico no relacionado con el cáncer”. Sin embargo, la demanda asegura que Purdue y el Dr. Sackler tuvieron conocimiento en 1997 de que OxyContin estaba entre los opioides más abusados de Estados Unidos, pero en lugar de disminuir su venta, entre 1996 y 2002, duplicó sus ventas las cuales “aumentaron de aproximadamente $48 millones a casi $2 mil millones en 2002”.

Las campañas de mercadeo, alega la demanda, “fueron realizadas por representantes que promocionaron falsamente a OxyContin como una droga que no era adictiva ni estaba sujeta a síntomas de abstinencia, mientras minimizaron su potencial de abuso y adicción”.

California se sumó así a otros 40 estados y 2,000 localidades que han demandado a la empresa farmacéutica por la crisis de adicción y muertes por sobredosis que ha impactado al país en la última década.

En marzo pasado Nueva York presentó una demanda similar contra seis fabricantes de opioides, entre ellos Purdue, mientras que a comienzos de año Oklahoma llego a un acuerdo con la familia Sackler por valor de 270 millones de dólares.

En 2007, Purdue y varios de sus ejecutivos “se declararon culpables de un error de etiqueta de OxyContin, admitiendo que promovieron ilegalmente a OxyContin. Purdue acordó pagar más de $600 millones en penalidades criminales y civiles, multas y decomisos”, asegura el comunicado.

Los opioides son el principal impulsor de las muertes por sobredosis de drogas en los Estados Unidos. Los opiáceos fueron causa de 33,091 muertes en todo el país en 2015, y las sobredosis de opioides se han cuadruplicado desde 1999.

Cerca del 68% de las más de 70,200 muertes por sobredosis de drogas en 2017 involucraron un opioide, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). Solo en 2017 hubo 2,196 muertes por sobredosis relacionadas con opioides en California.

Con información de EFE