Los conductores de Uber viven en sus autos porque no ganan lo suficiente

Mientras los conductores de Uber duermen en sus autos, el fundador de la aplicación compra una casa de $72.5 millones
Los conductores de Uber viven en sus autos porque no ganan lo suficiente
Un estudio revela que la mayoría de los conductores no ganan ni el salario mínimo
Foto: Getty Images

Desde mayo del 2019, miles de conductores de Uber se han movilizado en todo el mundo para demandar que esta plataforma les pague más dinero, pese a que ellos no son empleados de la aplicación o se benefician de ningún privilegio de empleado.

La rabia de miles de conductores creció poco después de enterarse que la compañía americana se había vuelto pública y comenzaría a cotizar en Wall Street, generando millones la venta de acciones.

De hecho, la diferencia entre los ejecutivos de Uber y sus trabajadores ha sido un tema a debatir en redes sociales en los pasados meses.

Tan solo este mes, varios medios reportaron los lujos que los fundadores de la aplicación de viajes compartidoTravis Kalanick y Garrett Camp – viven con las ganancias que sus conductores generan.

Kalanick, por ejemplo, compró una mansión de $72.5 millones en Beverly Hills justo después de que su compañía comenzará a ganar dinero en la bolsa, reporta Observer.

Y mientras los dueños de Uber se dan una vida de lujo y riquezas, sus conductores duermen en sus autos, su herramienta de trabajo, debido a que lo que generan en ganancias no les alcanza para rentar un departamento.

Los conductores de Uber duermen en sus propios vehículos

Según The Guardian, uno de los muchos medios que difundió este problema en mayo, el sueldo que ganan algunos conductores de Uber en ciudades donde el costo por vivienda es muy alto, tienen que pasar las noches en sus vehículos.

“Los conductores son la principal fuente de ganancias para estas compañías. Ellos no están perdiendo dinero, nosotros estamos perdiendo dinero. Estamos perdiendo el tiempo, trabajando hasta altas horas de la noche, durmiendo en lugares como este, porque tienes que hacerlo, tienes que hacerlo para ganar dinero”, dijo Sultan Arifi, un conductor de Uber en San Francisco quien trabaja para Uber 12 horas al día, a The Guardian.

El problema

Actualmente, las aplicaciones de viajes compartidos no están obligadas por ninguna legislación a proveer beneficios, horas extras, seguro médico o un salario mínimo a sus empleados, aunque la ciudad de Nueva York se convirtió en la primera ciudad en pasar una legislación que demande que los conductores de estas aplicaciones ganen un salario mínimo, $17.22.

Las demandas de los conductores coinciden con un reciente estudio del Instituto de Política Económica que asegura que un conductor de Uber promedio gana $9.21 por hora, después de facturar comisiones, gastos del vehículo como gasolina y seguro de salud, un salario menor al salario mínimo de las metrópolis más grandes de EEUU.

***

Te puede interesar: