Es nuestro derecho recibir servicios de salud

Es nuestro derecho recibir servicios de salud
La ley mordaza afecta los fondos federales de Titulo X.
Foto: Archivo / Mark Wilson / Getty Images

Esta semana una corte federal dio luz verde para que la administración Trump ponga en vigencia una ley mordaza al programa Título X, poniendo así en riesgo la planificación familiar y la salud reproductiva de millones de personas.

Un panel en la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EEUU rechazó bloquear la peligrosa ley mordaza al programa de Título X propuesta por la administración de Trump. Título X es el programa nacional dedicado a los anticonceptivos a bajo precio y servicios preventivos de salud reproductiva.

Este programa, del cual dependen más de cuatro millones de personas cada año, incluyendo 1.3 millones de latinos, tiene el objetivo de garantizar que cada persona, independientemente del lugar donde viva, cuánto dinero gane, si tiene o no tiene seguro médico, tenga acceso a servicios básicos de salud reproductiva, por ejemplo, anticonceptivos, exámenes de detección de cáncer, pruebas y tratamientos de ITS, así como chequeos médicos habituales. Muchas de las personas que dependen del programa quizá ni siquiera sepan que existe, pero sin el mismo no tendrían acceso a estos servicios esenciales.

Bajo la ley mordaza de Trump es ilegal que los proveedores de salud que pertenecen al programa del Título X refieran a los pacientes a servicios de aborto y también bloquea el acceso a cuidado de pacientes bajo el programa en los centros de salud de Planned Parenthood al imponer costos prohibitivos y requerimientos innecesarios de “separación física”. Es importante resaltar que Título X se enfoca en servicios de salud preventiva lo que no incluye el aborto.

Esta es la tercera orden impartida por el tribunal en las últimas semanas. Tambíen es cierto que la decisión de esta semana deja en claro que la corte volverá a escuchar la solicitud de la administración Trump y la estadía legal otorgada seguirá en vigencia, poniendo en peligro el cuidado de salud de millones de personas que acceden a una gama de métodos anticonceptivos y otros servicios de salud preventivos a través del programa.

Los proveedores que atienden a casi la mitad de los pacientes que obtienen cuidado de salud bajo Título X han dejado muy en claro que esta regla los forzaría a salirse del programa. Título X, conocido en inglés como Title X, ayuda a millones de personas de bajos recursos, la mayoría de las cuales son minorías étnicas.

En junio, la Cámara Baja aprobó un paquete fiscal que incluyó lenguaje específico para proteger el programa Título X de la norma mordaza y para que ésta no se implemente. Ahora pedimos al Senado que apruebe una propuesta fiscal que también incluya lenguaje similar para asegurar que millones de personas continúen recibiendo cuidados de salud reproductiva.

Aunque estamos consternados con la decisión del panel del tribunal de no reconocer lo dañina que es la regla mordaza para nuestras comunidades, esto no nos va a detener y seguiremos luchando por los millones de personas que necesitan atención médica en este país. Planned Parenthood continuará la lucha para bloquear esta peligrosa norma que permite al gobierno censurar a nuestros médicos y enfermeras, y sobretodo, nuestro derecho a recibir servicios de salud con información completa y fiable.