Adicto al porno mata a dos mujeres y dibuja la huella de Batman en el pecho de una de ellas

La pareja del asesino desconocía su perfil sádico

Un depredador sexual que atacó a una camarera en un parque de Londres se declaró culpable de un segundo asesinato, también por motivos sexuales.

Kasim Lewis, de 32 años, fue condenado de por vida, con una pena mínima de 29 años de prisión, en mayo pasado por el asesinato de Iuliana Tudos, de 22 años, en la víspera de Navidad de 2017.

El acusado atacó a Tudos con una botella rota en Finsbury Park, Londres, mientras ella caminaba a casa después de su turno de trabajo. Su cuerpo desnudo fue encontrado en una cabaña del parque tres días después de su desaparición. Tenía el logotipo de Batman  grabado en su pecho.

Luliana Tudos fue violada y asesinada por Lewis, quien además le grabó el símbolo de Batman en el pecho.

Después de ser condenado por asesinato, el ADN de Lewis se descubrió que estaba vinculado a la muerte de Catherine Burke, quien fue apuñalada en su propia casa un mes antes del asesinato de Tudos.

Este lunes, Lewis se declaró culpable también del asesinato de la señora Burke.

La policía de 55 años de edad y funcionaria civil retirada fue encontrada muerta por las autoridades después de que los vecinos, preocupados, dieron la voz de alarma.

También se encontró material pornográfico explícito en el teléfono móvil del acusado, que el tribunal tuvo en cuenta en una audiencia anterior.

Lewis, adicto a las drogas y diagnosticado como VIH positivo en 2003, tenía varias condenas por delitos sexuales y estaba inscrito en un registro de delincuentes sexuales.

Según informa The Mirror, el asesino es bisexual que estaba en una relación estable con un hombre pero necesitaba satisfacer sus ansias de sexo casual.

Le fascinaba el sadismo y tenía una película pornográfica en su teléfono llamada “Step Sisters Caught”.

También tenía otros vídeos inspirados en películas que se cree fue lo que le llevó a esculpir el logo de Batman en el pecho de la víctima.