8 claves para prevenir el dolor de espalda

Con estos consejos podrás evitar esos grandes e incómodos dolores
8 claves para prevenir el dolor de espalda
Foto: shutterstock

El estrés, el sedentarismo, y la mala postura son las causas más comunes de los dolores en la espalda. Pero puedes acabar con ella, o prevenirla, si sigues los consejos del quiropráctico Ata Pouramini. ¡Iniciemos!

1. Siéntate bien

La posición recta de la espalda es importante, así también podrás evitar escoliosis. Además, trata de mantener los pies en el suelo y los brazos a la altura de la mesa. Si los pies no llegan al suelo, usa reposapiés.

2. Mantén una buena postura

Sentado, al caminar, al estar de pie. Lo principal es mantener la espalda recta y los hombros sin tensión. Hay quienes ejercen presión en esa zona y no lo notan hasta que les produce dolor.

3. Usa silla ergonómica

En el trabajo debes usar una silla cómoda para tu espalda, que recoja tu zona lumbar.

4. Muévete

dolor de espalda
Foto: Shutterstock

Si trabajas todo el día sentado, intenta caminar varias veces al día, cada 20 minutos si es posible. Utilizar las escaleras también te ayudará.

5. Evita el estrés

El estrés es parte de los desencadenantes en múltiples afecciones. A veces es imposible evitarlo, pero debes controlarlo.

6. Evita tacones muy altos

Estos modifican la postura del pie, y también hacen que el cuerpo y su peso se vayan hacia adelante, afectando la postura y generando dolor en la espalda.

7. Practica yoga o pilates

dolor de espalda
Foto: Shutterstock

Son disciplinas que te ayudarán a estirar y fortalecer la musculatura, manteniendo tu espalda recta.

8. Evita alimentos procesados y refinados

Tales como grasas trans, azúcares y precocinados. Estos alimentos aumentan tu peso y, por esta razón, podrían causar dolor a tu espalda.

El dolor de espalda puede ser una gran molestia y distracción ante tus actividades, sobre todo en el trabajo. También debes descansar lo suficiente diariamente para que tu columna se reponga.

Si el dolor es muy fuerte, visita al médico para que pueda recetarte algunos medicamentos, y también verificar que no sea a causa de alguna afección, como la escoliosis o la cifosis.