Padres desobligados con pensión alimenticia no podrán salir de México

El problema queda ahora en manos del sistema de justicia, dadas las altas tasas de impunidad

MEXICO.- Al hombre se le hizo fácil dejar de pagar la pensión alimenticia de sus hijos como hacen tres de cada cuatro padres de familia en México después de las separaciones de pareja. Mes tras mes acumuló una deuda de $9,000 dólares que ahora deberá pagar de si quiere evitar que la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México se lo lleve preso y, además, no pueda salir del país.

La institución informó en las últimas horas que el dinero a pagar es el acumulado por no cumplir con sus obligaciones y, aunque mantiene en anonimato el nombre del padre, divulgó el caso en las últimas horas como un precedente para acorralar a los irresponsables que han dejado en la figura materna el peso de la manutención de los menores con las respectivas consecuencias negativas.

Porque un niño que crece con el respaldo económico de una sola parte tiene un desarrollo en desventaja respecto a los otros, según alerta la Red por los Derechos de la Infancia en México: puede llegar a padecer desde mala nutrición a falta de inteligencia emocional  así como formación profesional trunca.

La Cámara de Diputados ordenó en el más reciente periodo ordinario de sesiones la creación de un Registro Nacional de Obligaciones Alimentarias para que los deudores se exhiban en una plataforma pública que deberán alimentar en todos los estados. Con ella se impedirá la salida del país para que el padre cumpla y no sea causa de un daño social mayor.

“Es un problema muy serio en el país que debemos frenar desde el Estado”, alertó la diputada Marcela Torres.

El problema queda ahora en manos del sistema de justicia que,  aunque con casos exitosos de sentencia exitosos como el padre que deberá pagar 9,000 dólares, aún tiene índices de impunidad del 98%.

Al exmarido de Marta J. lo detuvo la policía en medio de la calle y prácticamente lo arrastró al juzgado a donde se había negado a acudir por una demanda de pensión alimenticia. Eso fue a principios de este año y desde entonces, el hombre, padre de dos niños de cuatro y siete años, ha hecho todo lo posible por no pagar.

––Al principio de la separación pagó puntual y luego se hizo tonto, cada vez con más frecuencia, hasta que dejó de hacerlo en junio del año pasado––narra la madre quien ha tenido que contratar un abogado particular y trabajar por jornadas dobles para cubrir los gastos de los menores, la escuela, la leche, la carne, el médico…

“Si no tienes dinero, la justicia no llega a tu familia”.