¿Por qué es tan costoso acudir al dentista en Estados Unidos?

Ir al dentista suele ser tan costoso que muchos lo piensan varias veces antes de hacer esta inversión

¿Por qué es tan costoso acudir al dentista en Estados Unidos?
Foto: shutterstock
Regreso a Clases

Desde hace unos años ha habido un repunte de solicitudes y quejas por el precio excesivo de acudir a un dentista. Para muchos, es un precio que no pueden pagar.

Mientras que otros lo comparan con el mismo servicio que se hace en México, que suele ser mucho más económico. Pero, ¿Cuáles son las razones para que el servicio odontológico en Estados Unidos sea tan costoso?

Es una carrera costosa

La verdad es que estudiar la carrera de odontología en Estados Unidos suele ser costosa. Es una inversión muy grande que hacen quienes se están formando en esta rama de la salud. Por este motivo, después de graduarse, los dentistas buscan recuperar su inversión.

Este es un motivo por el que los trabajos de endodoncia sean tan caros en algunos consultorios. De hecho, muchos dentistas tienen que esperar mucho tiempo para lograr recuperar la inversión que hicieron en su carrera.

Ofrecen el servicio completo

Otra razón por las que las facturas odontológicas suelen ser elevadas se debe a que muchas clínicas  cuentan con todos los equipos: servicio de rayos X con su respectiva máquina, asistentes, y el equipo especial para realizar operaciones dentales.

dentista
Foto: Shutterstock

Por otro lado, estas clínicas también deben pagar seguro, así como los impuestos, y los gastos por el alquiler. En muchos casos, también ofrecen la opción de ofrecer las piezas dentales, y formar así alianzas con laboratorios para realizar las mismas.

Esto hace que se ofrezca un servicio integral, por lo que la factura aumenta al final debido a todos estos costos, los cuales no se notarían tanto si fuera la misma persona quien se encargara de realizarse los exámenes, y buscara los servicios de laboratorio por su propia cuenta.

Es por eso que muchos piensan que esta carrera debe ser prioritaria para los organismos de salud de Estados Unidos, para que se ofrezca un servicio de calidad a precios razonables.