Esto es lo que te pagarían si trabajaras en un parque de diversiones

En algunos podrías llegar a tener un sueldo de más de $30,000 al año

Aunque algunos puestos no suelen ser tan bien pagados, hay otros que sí tienen un sueldo considerable.
Aunque algunos puestos no suelen ser tan bien pagados, hay otros que sí tienen un sueldo considerable.
Foto: JingSun / Pixabay

Trabajar en un parque de diversiones podría sonar como el empleo ideal para las personas que les gusta la diversión. Pero, ¿qué tan bien pagado son los empleos en estos lugares? A continuación, te damos un poco de luz en este asunto.

Meseros

En todos los parques de diversiones hay puestos de comida en donde eres atendido por estas personas. Su principal ocupación es servir las bebidas y la comida.

En promedio ganan al año $19,900 dólares.

Actores

Los actores en los parques de atracciones se disfrazan de varios personajes, generalmente para divertir a los niños.

En promedio ganan al año $24,024 dólares.

Trabajadores de jardinería

Los trabajadores de jardinería se ocupan del césped, las plantas y los árboles. Sus deberes incluyen la colocación de césped, corte, siembra y riego, además de mantener el área libre de basura y escombros en general.

En promedio ganan al año $26,890 dólares.

Trabajadores de mantenimiento

Estos profesionales son los que se encargan de mantener y hacer las reparaciones en los equipos mecánicos de las atracciones del parque para que funcionen sin problemas.

Esto podría incluir la instalación de tuberías, reparaciones de calderas, soldaduras, carpinterías y otro tipo de reparaciones generales.

En promedio ganan al año $33,600 dólares.

Gerentes generales y de operaciones

Ellos son lo que supervisan a todos los empleados del parque, ya sea que se encarguen de hacer tareas administrativas o de otro tipo. También se aseguran de que todas las operaciones del parque se realicen sin contratiempos.

En promedio ganan al año $76,310 dólares.

–También te puede interesar: Trabajos muy bien pagados para gente que le encanta la lectura