National Geographic: el riesgo de un gran terremoto que descubrieron oculto debajo de Los Ángeles

Esta falla se pensó que estaba muerta, pero una investigación reciente sugiere que todavía puede estar activa, y representa un peligro para la metrópoli sobre ella

National Geographic: el riesgo de un gran terremoto que descubrieron oculto debajo de Los Ángeles
El terremoto de Northridge fue causado por una falla similar.
Foto: Archivo / La Opinión

Los Puertos de Los Ángeles y Long Beach están llenos de actividad. Pero un peligro previamente ignorado se esconde debajo de este frenesí: una falla capaz de generar terremotos de magnitud 6.3 o superior, reporta National Geographic.

La falla de Wilmington, como se le llama, es un tipo de fractura evasiva. A diferencia de muchas fallas, que agrietan la superficie de la Tierra como un huevo, la falla de Wilmington es “ciega”, lo que significa que está oculta debajo de la superficie, lo que hace que sea especialmente difícil de estudiar. Entonces, si bien los científicos saben desde hace mucho tiempo que la falla está presente, extendiéndose 12.4 millas bajo el sur de Los Ángeles hacia la Bahía de San Pedro, se presume que se ha mantenido en silencio durante millones de años.

Ahora, un nuevo análisis del sistema, publicado en el Boletín de la Sociedad Sismológica de América, sugiere que ese no es el caso. Utilizando un grupo de pistas incorporadas en un modelo tridimensional, los autores del estudio afirman que la falla ha estado activa mucho más recientemente de lo que se pensaba, y probablemente aún representa un riesgo para las personas en la superficie.

“Espero que llamar la atención sobre esto pueda aumentar la seguridad en la región”, dice el autor del estudio Franklin Wolfe, un candidato a doctorado que forma parte del grupo de geología estructural y recursos de la Tierra de Harvard.

Si bien la falla se mueve lentamente y es probable que se rompa solo una vez cada 3,200 a 4,700 años, subyace en dos de los puertos más activos de Estados Unidos. Y a los investigadores les preocupa que Wilmington pueda vincularse con otras fallas cercanas para producir un temblor tan fuerte como de una magnitud de 7.4.

En California, cuando se piensa en fallas, lo que viene a la mente es San Andrés

Pero esta falla parece ser un diabólico gemelo de la falla de San Andrés, pero oculta de la vista de todos.

Por un lado, existe el tipo de movimiento que producen las fallas de empuje, como San Andres, que es más un empuje vertical que el horizontal hacia adelante y hacia atrás de una falla de deslizamiento, dice Wolfe. Los edificios pueden balancearse un poco, pero los movimientos de arriba abajo pueden ser devastadores. Se observaron impactos tan intensos durante el terremoto de magnitud 6.7 Northridge que se sacudió por una falla de empuje ciego en 1994, matando a más de 60 personas e hiriendo a miles.

La falla de Wilmington también se encuentra directamente debajo de dos puertos importantes y otra infraestructura, señala Shaw. Y una interrupción de las operaciones podría tener un gran impacto. Si bien se necesita más trabajo para separar aún más el potencial de terremoto de Wilmington, el último estudio enfatiza la importancia de estudiar fallas ciegas de movimiento lento.

“Si bien todos estamos enfocados en fallas de deslizamiento, que salen a la superficie”, dice Goldfinger, “el gemelo malvado de la cuenca de Los Ángeles que se esconde en el subsuelo podría ser igual de peligroso”.