Administración Trump estudia si reduce aún más el ingreso de refugiados, según reportes

El Gobierno baraja también limitar a cero la cifra de inmigrantes admisibles. The New Tork Times publicó que habrá un mitin sobre el tema el martes
Administración Trump estudia si reduce aún más el ingreso de refugiados, según reportes
El mundo enfrenta millones de migrantes, refugiados y desplazados.
Foto: LOUISA GOULIAMAKI/AFP/Getty Images

Entre las medidas en tema de políticas de inmigración que la administración del presidente, Donald Trump, evalúa actualmente, también está la posible reducción del número de refugiados que pueden entrar en EEUU.

La decisión del Gobierno se acerca, según reporta The New York Times y confirma The Associated Press. Ambos medios aseguran que funcionarios de la Casa Blanca tienen prevista una reunión de alto nivel sobre este tema para el martes de la semana que viene. El objetivo es discutir a qué cifra anual de refugiados se permitirá el ingreso, explican.

Como ya contó también Noticias Telemundo, el 1 de octubre empieza el nuevo año fiscal, una fecha clave para fijar el cupo de refugiados admisibles en los siguiente 12 meses. La administración Trump tiene intención de fijar el nuevo cupo antes de esa fecha, según AP.

Esta agencia asegura que no se ha llegado todavía a una decisión. Algunos funcionarios de la administración que han hablado bajo la condición de anonimato a esta agencia consideran que el número de refugiados se tendría que reducir debido a que EEUU está bajo presión por el aumento de solicitudes de asilo en la frontera sur y de otros países afectados por guerras o graves desastres naturales.

La jurisdicción prevé una diferencia entre las dos categorías: la primera, el estatus de refugiado, se refiere a personas consideradas bajo graves amenazas que se encuentran fuera de EEUU y que no pueden volver a su país de origen.

La segunda se asocia en cambio a migrantes que ya se encuentran en territorio nacional o en el intento de entrar en el país y que aseguran que estarían en peligro si vuelven a sus países de origen.

El Times afirma que el Gobierno baraja distintas opciones. Según las fuentes consultadas por este periódico, una prevé una limitación del número de refugiados que podría reducirlo a cero. Esta idea ha sido propuesta por un alto oficial de la administración. El primer medio que habló de esta posibilidad fue la revista Politico en julio.

Otra idea, confirmada también por AP, es establecer un máximo de 10,000 ó 15,000 ingresos anuales. El cupo establecido para este año fiscal fue de 30,000 refugiados, 15,000 menos que para 2018. El año fiscal anterior, cuando estaba en vigor la meta fijada bajo la administración de Barack Obama, el total de admisibles era de 110,000.

Ambas ideas harían que EEUU renunciara a su posición de país que más refugiados acoge en el mundo, destaca el rotativo neoyorquino.

La decisión tiene que tomarla el presidente Trump, según afirmó una fuente del Departamento de Estado. Pero la Casa Blanca todavía no ha hecho comentarios oficiales al respecto.

Un actual funcionario de la administración y varios exfuncionarios de la misma dijeron al Times que uno de los que más presionan para reducir ulteriormente el número de refugiados es Stephen Miller, el principal asesor de Trump en materia de inmigración.

Miembros de grupos de defensa del programa de refugiados, activo en EEUU desde 1980, indican que para la puesta en marcha de la medida será clave la posición de Mark T. Esper, secretario de Defensa desde el pasado julio.

Su antecesor, Jim Mattis, se opuso a grandes recortes del número de refugiados admisibles, alegando que estos afectarían los intereses militares de EEUU en el mundo. Un alto funcionario afirmó que la posición de Esper al respecto todavía se desconoce. Militares retirados y grupos de ayuda humanitaria están intentando convencerlo a tomar una postura parecida a la de Matis.

“Una catástrofe”

Organismos implicados en la ayuda humanitaria y reasentamiento de refugiados consultados por Noticias Telemundo consideraron que sería un desatino y una “catástrofe” continuar reduciendo el ingreso de refugiados, especialmente debido a la crisis global de 26 millones de refugiados que huyen de la violencia y persecución.

Hans Van de Weerd, vicepresidente del programa para refugiados del  “Comité Internacional para Rescates” (IRC, por su sigla en inglés), dijo que si eventualmente la Administración baja a cero el número de refugiados, eso sería algo “catastrófico” para personas que dependen del reasentamiento para sobrevivir.

La decisión pondría en entredicho la credibilidad e influencia de EEUU en el mundo y sería otro “golpe bajo” de una Administración que ya implementó una veda a inmigrantes de países con mayoría musulmana, ha impuesto restricciones al proceso de asilo, ha separado familias en la frontera sur, y mantiene una política de detención de niños migrantes, agregó Van de Weerd.

A la fecha del 6 de septiembre, la cifra de refugiados aceptados a partir del pasado 1 de octubre fue de 28,501, según AP. El año fiscal pasado, se admitieron 22,491. Los latinoamericanos admitidos como refugiados en el año fiscal 2019 fueron poco más de 600, según el Centro de Procesamiento de Refugiados del Departamento de Estado.

Editado por Francesco Rodella con información de AP