No es sólo Dorian: Estas son las tormentas que se está vigilando en el Atlántico

Lo que sucede es habitual para la temporada ciclónica en septiembre: hay tres sistemas en el Atlántico más Dorian
No es sólo Dorian: Estas son las tormentas que se está vigilando en el Atlántico
Dorian sobre Nova Scotia en Canadá.
Foto: NHC/NOAA

El huracán Dorian devastó el noroeste de Bahamas, se abatió sobre la costa este de Estados Unidos y ahora está golpeando el este de Canadá.

Pero Dorian está lejos de ser la única historia de clima extremo en los trópicos.

Hay otros tres sistemas alrededor del Atlántico que son tormentas con nombre o áreas que pueden convertirse en tormentas con nombre pronto, informa weather.com.

Invest 94L

Invest 94L es un área amplia de baja presión asociada con una ola tropical al oeste de las Islas de Cabo Verde que produce lluvias y tormentas eléctricas desorganizadas.

El desarrollo gradual de este sistema es posible y se podría formar una depresión tropical a mediados de la próxima semana a medida que se dirige hacia el oeste a través del Océano Atlántico tropical oriental y central.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) le ha dado a este sistema una probabilidad media de desarrollo en los próximos 5 días. Es demasiado pronto para saber si esta perturbación representará una amenaza para las áreas terrestres, o si se desarrolla en absoluto.

Tormenta tropical Gabrielle

Después de ser un sistema irregular durante la última semana, Gabrielle volvió a desarrollar el viernes por la mañana en una tormenta tropical y se espera que se convierta en un huracán. Sin embargo, no es una amenaza para la tierra.

No se espera que se desarrolle una tercera perturbación, ubicada al norte de las Islas de Sotavento en los próximos días, pero las condiciones podrían ser más favorables para el desarrollo a mitad de semana.

Esto suena como mucha actividad a la vez, pero es bastante normal para esta época del año.

Como señala Neal Dorst, de la División de Investigación de Huracanes de NOAA, septiembre es un mes pico no solo en la cuenca del Atlántico, sino que también es parte de un amplio pico de actividad en las cuencas del Pacífico oriental y el Pacífico occidental del hemisferio norte.

Las tormentas tropicales y los huracanes a menudo se forman más cerca de casa, en octubre y noviembre.