La sopa más popular de México: Caldo tlalpeño, nutritivo y reconfortante

Este delicioso y tradicional caldo mexicano es una comida completa y equilibrada, ya que contiene todos los grupos de alimentos, que fortalecen el sistema inmunitario y aumentan las defensas del organismo
La sopa más popular de México: Caldo tlalpeño, nutritivo y reconfortante
El caldo tlalpeño es la sopa perfecta para aumentar las defensas y niveles de energía en el organismo.
Foto: Agencia Reforma

El famoso Caldo Tlalpeño es de las sopas más populares en México, cuenta la leyenda que este exquisito platillo tiene origen en la zona de San Agustín de las Cuevas (Tlalpan Ciudad de México) y se dice que  fue creado como un remedio para las resacas de uno de los emblemáticos presidentes de México, Antonio López de Santa Anna. Su cocinera preparó un brebaje basado en caldo de pollo con jitomate, verduras, chile, epazote y sal, a todos les encantó y cuando le preguntaron el nombre de tan exquisita receta contestó: Caldo Tlalpeño (inspirada en la zona de Tlalpan).

Se trata de una de las sopas más completas y nutritivas de la gastronomía mexicana, es una sopa diferente y auténtica sobretodo por su preparación única utilizando el tradicional chile chipotle. 

Este caldo reconforta el alma, es perfecto para días fríos, alivia resaca y debilidades, nos llena de energía y forma parte inigualable de las costumbres de los hogares, fondas y restaurantes mexicanos.

Receta de Caldo Tlalpeño original

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo completas
  • 1 litro de caldo de pollo (lo obtendrás de la cocción de las pechugas)
  • 1 cebolla (picada en cubos medianos)
  • 3 zanahorias (picadas en cubos medianos)
  • 2 calabacines (picados en cubos medianos)
  • 2 papas grandes (sin piel y picadas en cubos medianos)
  • 4 tomates grandes (picados en cuatro, sin piel y semillas)
  • 2 dientes de ajo (sin piel)
  • 1 ramita de epazote fresco
  • 1 ramita de cilantro
  • 3 piezas de chile chipotle
  • 1 taza de garbanzos (previamente cocidos)
  • 3 elotes enteros (partidos en pedazos pequeños) 
  • 1 aguacate grande (picado en cubos pequeños)
  • Sal y pimienta negra molida
  • Aceite de oliva
  • Limones al gusto

Preparación

  1. En una olla grade a fuego medio-alto, agrega 2 litros de agua purificada con un toque de sal, coloca las pechugas de pollo con hueso y piel. Permite que hierva el agua, después baja el fuego y permite que se cuezan  las pechugas de 25-30 minutos.
  2. Cuando las pechugas estén cocidas retíralas del caldo y permite que se enfríen, agrega las zanahorias, las papas y el elote en pedazos medianos, permite que se cuezan a fuego bajo.
  3. En un sartén mediano a fuego medio, agrega una cucharada de aceite de olivo y sofríe los dientes de ajo, la cebolla y los tomates. Agrega estos ingredientes al vaso de la licuadora con una taza de agua purificada, sazona con sal y pimienta, licúa perfectamente bien y reserva esta salsa.
  4. Desmenuza las pechugas de pollo, hasta obtener la carne.
  5. Añade la salsa a la olla con el caldo, agrega el cilantro, el epazote, los chiles chipotles, sal y pimienta. Permite que hierva y suelte sus sabores, unos 5 minutos antes agrega la pechuga de pollo desmenuzada.
  6. Sirve bien caliente en tazones hondos, coloca encima cubitos de aguacate fresco y unas hojitas de cilantro.
  7. ¡Disfruta!