La batalla por determinar el futuro de un auto clásico entre el dueño y el Estado de Nebraska

Ha pasado de generación en generación por varias décadas
La batalla por determinar el futuro de un auto clásico entre el dueño y el Estado de Nebraska
Model A Ford Deluxe Tudor Sedan de 1931
Foto: Public Domain / Wikipedia

“La basura de uno es el tesoro de otro”, dice un refrán que describe perfectamente la situación de un hombre en Nebraska que lucha por mantener su auto clásico auténtico, pese a que el Gobierno local lo considera como chatarra.

Lane Nelson, dueño del taller Lane’s Auto Service en Wahoo, Nebraska, mantiene casi intacto un modelo de Ford Model A de 1930 que le perteneció a su bisabuelo.

El auto ha pasado de generación en generación en su familia hasta que por fin le llegó a él.

Sin embargo, ahora el Gobierno estatal de Nebraska le está exigiendo que modifique el vehículo – el segundo más popular en la historia de Ford después del Model T y con motor y otras autopartes originales – si es que quiere registrarlo y manejarlo en el estado.

Pero alterar el auto significa arruinarlo por completo, ya que este dejaría de ser un original. De hecho, su título cambiaría a “reconstruido” (rebuilt).

Nelson, razonablemente, se rehusó a alterar el clásico que ha sobrevivido cuatro generaciones en su familia intacto, y no se quiere dar por vencido incluso si eso significa cambiar la ley misma y lidiar con la burocracia de un sistema que ve su Model A como basura.

“No estoy tratando de atropellar a nadie que esté tratando de ayudarme, pero esto es completamente ridículo”, dijo Nelson al periódico Lincoln Journal Star, agregando que “No estoy destruyendo lo que se volvió a armar tan bien”.

Según explica el diario, El bisabuelo de Nelson compró el Model A en 1930, en un concesionario de Ford en ese mismo estado. El vehículo se convirtió en la joya de la familia, pero cuando el auto pasó a las manos del padre de Nelson éste sufrió un accidente que lo dejó inmovilizado.

Varios años pasaron y la situación legal del auto nunca se arregló, hasta que alguien sugirió registrar el vehículo como “junk” (basura) para que se dejara de pagar multas y seguro de auto. Mira: ¿Puedo dejar mi auto estacionado sin registración?

Hoy en día, el Departamento de Motores y vehículos (DMV) de Nebraska se rehúsa a registrar el auto ya que en el registro se especifica que éste es “junk” y no es “legal” para el uso de carretera.

Nelson ha hablado con varios representantes, incluso el Gobernador (Pete Ricketts) mismo, y la respuesta sigue siendo la misma: “Modifica el auto para que sea legal”.

La familia Nelson – padre e hijo – no se piensa dar por vencido, y ellos ahora preparan una estrategia legal para que el gobierno les permita mantener el Model A intancto y registrado, reportó Car and Drive.

Las imágenes del auto pueden ser vistas en su publicación del Journal Star.

Te puede interesar: