Megan Rapinoe gana el premio “The Best” de la FIFA en una noche histórica para el futbol femenil

Por primera vez hubo un 11 ideal de mujeres y se premió a la mejor portera

Megan Rapinoe gana el premio “The Best” de la FIFA en una noche histórica para el futbol femenil
Por primera vez hubo un 11 ideal de mujeres y se premió a la mejor portera.
Foto: EFE

El futbol femenil crece a pasos agigantados y quedó demostrado en los premios ‘The Best’ de la FIFA que se celebraron en Milán, Italia. En la gala donde se reconoció a lo mejor de la temporada 2018-2019 del balompié mundial, las mujeres ganaron terreno y tuvieron un papel importante dentro de la ceremonia.

La estadounidense Megan Rapinoe se llevó el galardón a la ‘Mejor Jugadora del Año’ venciendo a su compatriota Alex Morgan y a la inglesa Lucy Bronze, quienes completaban la terna.

La delantera de 34 años fue una de las figuras de la ‘Selección de las Barras y las Estrellas’ que ganó el Mundial de Francia 2019, terminando como la máxima goleadora del torneo.

La jugadora agradeció a sus compañeras y aprovechó para mandar un fuerte mensaje en contra del racismo y pidió a la élite del futbol a que levanten la voz para erradicar este tema.

De igual manera, se premió al Mejor Director Técnico Femenil, resultando ganadora la entrenadora de la Selección de Estados Unidos, Jill Ellis, quien ha llevado a las norteamericanas a ganar dos títulos mundiales consecutivos (2015 y 2019). Los otros dos nominados eran Phil Neville, entrenador de Inglaterra y Sarina Wiegnam seleccionadora de Países Bajos.

En esta edición de “The Best” se estrenaron dos categorías en el futbol femenino. Se premió a la ‘Mejor Portera’, resultando ganadora la neerlandesa Sari van Veenendaal del Atlético de Madrid y finalista del Mundial de Francia 2019.

De igual forma, se eligió por primera vez al 11 ideal femenil, el cual quedó conformado por Sari van Veenendaal, Lucy Bronze, Nilla Fischer, Kelley O’Hara, Wendie Renard, Julie Ertz, Amandine Henry, Rose Lavelle, Marta, Alex Morgan y Megan Rapinoe.